Residentes en las inmediaciones del malecón de Barahona pidieron este lunes al director regional Sur de la Policía Nacional, general Andrés Cruz, que coordine acciones con la Procuraduría de Medio Ambiente y vayan contra los vehículos que con música a altos volúmenes causan severas contaminaciones acústicas los fines de semanas, próximo a los Robles Sport Disco.

Explicaron que el ruido de la música es de tal magnitud que las bajillas en sus hogares suenan como si estuvieran presenciando un temblor de tierra.



Reconocen que los bajos de la música son tan potentes y resonantes que están expuestos a sufrir daños de salud en cualquier momento.

De acuerdo a el Nuevo Diario, estos explicaron que la contaminación es de tal grado que no pueden conseguir en sueño en horas nocturnas, ya que la música penetra a las más profundas intimidades de sus hogares.



Añadieron que la cantidad de jóvenes que se aglomera fines de semanas en torno a esos vehículos es desbordante, provocando embotellamiento en la vía del malecón.

Entérate más:  Eduardo Estrella seguirá en la presidencia del Senado

Asimismo, obstruyen el paso por la acera a los transeúntes que caminan por allí.

Dicen que el director regional Sur PN en conjunto de las demás autoridades deben coordinar acciones ejemplares y regularizar el caos, ya que en administraciones policiales pasadas estos escándalos no tenían riendas sueltas como ocurre en la actualidad.

Finalmente, reconocieron que no se oponen a que la juventud se divierta en un ambiente sano, pero sí aspiran a una sociedad organizada y civilizada, donde debe reinar el respeto a los derechos de los demás.