Nueva York. Los precios del petróleo cayeron el miércoles en un mercado volátil que digería un informe sobre las reservas estadounidenses que dio cuenta de un aumento inesperado de las reservas de gasolina.

El precio del barril de Brent para entrega en septiembre cayó un 0,40%, para cerrar en 106,92 dólares.



El barril de WTI para entrega en agosto perdió un 1,88%, a 102,26 dólares. 

La inflexión en las cotizaciones ocurrió con la publicación del informe semanal de reservas de Estados Unidos, que mostró una sorpresiva caída de 400.000 barriles en las reservas comerciales de crudo, cuando los analistas esperaban un alza de 2 millones de barriles.



La inesperada caída se explica, en parte, por el aumento de las exportaciones. 

Pero luego los operadores se detuvieron más en el salto de 3,5 millones de barriles de stocks de gasolina, más del triple de las previsiones (+1 millón).

El informe «fue negativo (para los precios) porque produjo nueva evidencia de una caída en la demanda de gasolina en el apogeo de la temporada de verano», a menudo marcada por un mayor consumo que el resto del año, comentó Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

Entérate más:  Nancy Pelosi llegó a Taiwán

La sesión estuvo marcada por una alta volatilidad, en parte atribuible al hecho de que era el último día de negociación del contrato de agosto para el WTI.

Otra explicación de estas oscilaciones es que los volúmenes de negociación han caído considerablemente en los últimos días.