Las investigaciones sobre la muerte de la odontóloga Lydia Amell de Lalane muestran poco avance, debido al hermetismo y la poca colaboración de sus familiares con el equipo que realiza las pesquisas.

Conforme a una fuente del equipo investigación, extrañamente familiares de víctima han sido muy pocos colaboradores, cuando se le ha requerido informaciones relacionadas con ella.



Datos considerados claves para ir reconstruyendo el caso, son requeridos a familiares y personas del entorno de la malograda odontóloga Lydia, pero es poco el aporte.

Medios de comunicación han intentado obtener la impresión de los familiares de la víctima, sobe el funesto suceso, sin lograrlo.



Igual ocurre con las indagaciones a través de las fuentes del Ministerio Público y de los organismos investigativos de la Policía Nacional.

Señala NDigital que todo un manto de misterio rodea el caso de la muerte de doctora Lydia Amell de Lalane, quien fue encontrada muerta el pasado 29 de julio, presumiblemente ahorcada en el interior de una jeepeta, en el Expreso V Centenario en el Distrito Nacional.

Entérate más:  Hombre mata a su hijo de seis meses en Los Alcarrizos

Recientemente, Leslie Amell, hermana de la víctima, pidió respeto por la familia, y recomendó evitar especulaciones sobre eventuales causas de su muerte y esperar el informe de los resultados de las investigaciones.

“Que no se hagan especulaciones y que se espere que las autoridades den el informe oficial”, expresó Amell.