Una decena de vuelos con origen o destino España fueron cancelados el lunes y otros 111 sufrieron retrasos en el inicio de la nueva huelga del personal de cabina de Ryanair, que decidió extender su calendario de paros hasta enero de 2023.

La mayoría de vuelos cancelados hasta las 13H00 locales (11H00 GMT) afectaban al aeropuerto de Barcelona, con ocho suspensiones, según los datos facilitados por la Unión Sindical Obrera (USO), convocante de la huelga junto al Sindicato de Tripulantes de Cabina de Líneas Aéreas (Sitcpla).



«Lamentablemente hay un 80% de servicios mínimos que ha decretado el Ministerio de Transportes», criticó Pau Ibarzábal, secretario de Comunicación de USO, sobre los porcentajes máximos marcados por el gobierno. «Desde los sindicatos creemos que es abusivo y que casi vulnera nuestro derecho a huelga», agregó.

Los empleados de la compañía aérea de bajo coste irlandesa arrancaron sus movilizaciones el 24 de junio para exigir mejores condiciones laborales y la negociación de un convenio colectivo.



Entérate más:  Aguaceros y tronadas esta tarde por vaguada

En un principio, USO y Sitcpla habían convocado seis jornadas de paro, que más tarde decidieron extender hasta el 28 de julio.

Pero al constatar que las conversaciones estaban «completamente rotas», los sindicatos optaron por convocar una tercera etapa de huelgas de 24 horas, esta vez mucho más extensa: desde el 8 de agosto al 7 de enero de 2023, todas las semanas de lunes a jueves.

Para la empresa, sin embargo, los paros en España han tenido «un efecto mínimo», según subrayó en un comunicado emitido este lunes, donde destacaba el acuerdo al que llegó con el sindicato Comisiones Obreras sobre los salarios.

La empresa irlandesa -que asegura ser la firma que más pasajeros transporta en el mercado español, con una oferta de más de 650 rutas-, es la única aerolínea internacional que no posee convenio colectivo en España, según los sindicatos.

Tras varios meses de negociaciones sobre las condiciones laborales de su personal en el país, finalmente, llegó a un acuerdo con Comisiones Obreras, minoritario en el sector. Pero el pacto fue rechazado tanto por USO como por Sitcpla, que lo consideraron insuficiente.

Entérate más:  Hombre que agredió a expareja cumplirá 10 años de prisión en San Pedro de Macorís

Además de mejoras en las condiciones de trabajo para los alrededor de 1.600 tripulantes de cabina de la empresa en España, los sindicatos reclaman la readmisión de once trabajadores en huelga despedidos en el último mes.