Cada 15 de agosto es celebrado el Día mundial de la relajación, una fecha que alcanzó gran popularidad en los últimos años y que invita a la concientización sobre la importancia de realizar actividades que involucran al cuerpo y la mente.

Si bien no está claro el origen de esta celebración, algunos de sus impulsores son los institutos de actividades como yoga, meditación y pilates que aprovechan para difundir algunas de estas prácticas para mejorar la salud y el bienestar.



Es en ese sentido que es posible definir a la relajación como la disminución de la tensión de una persona para lograr un estado de tranquilidad, reposo o descanso físico o mental. En contraposición está el estrés, que es considerado es uno de los principales detonantes de enfermedades como alta presión arterial, problemas cardiacos, obesidad e incluso diabetes.

El principal mensaje difundido en este día expresa que si las personas no incluyen en su rutina diaria alguna actividad para desconectar del trabajo o de todos los factores que puedan producir estrés, es muy probable que la salud pase factura tarde o temprano.



Entérate más:  ¿Se dice montro, monstro, moustro o monstruo?

Beneficios de la relajación
La relajación como parte de la rutina diaria pueden traer los siguientes beneficios:

  • -Disminución de la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • -Mejoras en la frecuencia respiratoria y la digestión.
  • -Mantenimiento de los niveles de azúcar en sangre adecuados.
  • -Aumento del flujo sanguíneo en los músculos.
  • -Disminución de las hormonas del estrés.
  • -Baja en la tensión muscular y el dolor crónico.
  • -Mejoras en la calidad del sueño, el estado de ánimo y la concentración.
  • -Disminución de la fatiga y sensaciones como la frustración y la ira.
  • -Notable aumento de la confianza para lidiar con situaciones problemáticas.