Cuando los artistas están en el escenario se exponen a muchas cosas, una de ellas es que los fanáticos suelen lanzarle cosas, algunas veces con malas intenciones y en otras no.

En esta ocasión el turno fue para el salsero Marc Anthony, quien durante un concierto en Medellín, Colombia, como parte de su gira «Viviendo tour», se dirigió al público diciendo que le hacía falta un aguardiente y su petición le salió «cara», ya que uno de los fanáticos  le lanzó una botella que terminó golpeando al artista en su pierna.



Dicha acción molestó bastante al intérprete de «Flor pálida», quien de manera enojada tiró sus gafas al suelo y pidió a los presente que no le arrojen nada: «No tiren, yo me la compro» se le escucho decir al artista.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Al Paso de los Famosos (@alpasodelosfamosos)



Entérate más:  Roban equipos de trabajo de Secreto