Conductores del Metro de Santo Domingo se reintegraron este jueves a sus labores tras llegar a un acuerdo con las autoridades y prometer una tregua este jueves a la huelga que por nueve días realizaron en la parte frontal de la estación Juan Pablo Duarte, en reclamo de mejores condiciones laborales.

Los trabajadores del transporte se reunieron ayer con el viceministro Relaciones de la Sociedad Civil del Ministerio de la Presidencia (Minpre), Benny Metz, y dieron un plazo de siete días para tener respuesta sobre sus demandas.



La mañana de este martes se reunirán con las autoridades de Recursos Humanos de la Oficina para el Reordenamiento de Transporte (Opret) para reintegrarse a sus labores y llegar a un acuerdo justo para ambas parte.

Los choferes del transporte ferroviario ingresaron a las instalaciones del Metro de Santo Domingo con sus uniformes y con la confianza de que resolverán su situación, pero antes de entrar realizaron una oración.



Advirtieron que el reintegro de los empleados no significa que hayan cesado su lucha. De no resolverles, volverán al paro.

«Nos vamos a reintegrar nuevamente al trabajo conforme a una petición que nos hizo el viceministro de la Presidencia para darnos un plazo de siete días para resolver las problemáticas que hemos estado demandando. No es que hemos cesado, vamos ahora a reintegrarnos, aunque las autoridades de la Opret nos están convocando a una reunión», indicó Francis Castillo, al hablar en representación de los conductores.

Los colaboradores del Metro marcharon ayer miércoles hacia el Palacio Nacional para llevar al Poder Ejecutivo sus reclamos, y allí una comisión elegida por ellos entró a la casa de gobierno y fue recibida por el viceministro de Minpre.

Este funcionario propuso a los manifestantes que se reincorporen al trabajo a partir del jueves y que le permitan un compás de espera de una semana para ellos poder trabajar en sus peticiones.