La mujer que quiere acabar con la violencia en México

0

El sexto sentido. Es una de las claves que permitieron a Marisela Morales Ibáñez pasar en veinte años de defensora de oficio en una cárcel de Ciudad de México, a la antesala de la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR).
Si el Senado aprueba el nombramiento del presidente Felipe Calderón, sería la primera mujer en ocupar ese cargo en la historia de México. Si el Senado aprueba el nombramiento del presidente Felipe Calderón, sería la primera mujer en ocupar ese cargo en la historia de México. Abogada de 41 años de edad, madre soltera de dos hijos, es una de las ganadoras del Premio Internacional 2011 al Valor de las Mujeres, que le entregaron la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, y la canciller Hillary Clinton.
Un reconocimiento que le ayudó en su carrera, pero no es lo único. En una de sus pocas pláticas con periodistas, Marisela Morales dijo que frecuentemente confía en su instinto.
“En los casos muy delicados trato de hacer las cosas como mi sexto sentido me dice”, le dijo a la periodista Evangelina Hernández del diario El Universal. “En mi caso sí lo considero importante. Me ha funcionado”.
“Operación Limpieza”
Marisela Morales ha pasado la mitad de su vida persiguiendo criminales, aunque el inicio de su carrera empezó al otro lado del escritorio. Cuando apenas era estudiante consiguió empleo como defensora de oficio en el Reclusorio Oriente de la capital mexicana.
La experiencia le convenció de que prefería ser fiscal a defender a quienes cometían delitos graves, como homicidios o violaciones.
Así, al concluir sus estudios fue contratada por la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal, y después pasó a la PGR, donde se encargó de investigar a funcionarios públicos y perseguir la trata de personas.
En 2008 se descubrió que el cartel de los hermanos Beltrán Leyva había infiltrado a la fiscalía general, donde, presuntamente, logró sobornar a varios funcionarios de alto nivel, entre ellos el jefe de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).
En medio de este escándalo, Morales Ibáñez se encargó de la subprocuraduría y de las investigaciones del caso, conocido como Operación Limpieza.
No fue el único asunto polémico en el que participó. En 2005 se encargó de elaborar el expediente para retirar la inmunidad constitucional a Andrés Manuel López Obrador, entonces alcalde de la capital mexicana y un fuerte aspirante a la presidencia del país.
El caso provocó una de las mayores movilizaciones ciudadanas en la historia reciente del país. Dos millones de personas marcharon en protesta por la intención de encarcelar al candidato.
A pesar de la polémica, la probable fiscal general es bien vista en el gobierno mexicano y también por la Casa Blanca.
Según cables diplomáticos revelados por Wikileaks, Marisela Morales es una de las pocas funcionarias mexicanas en quien confían las autoridades estadounidenses.
“Michoacanazo”
Usar el sexto sentido tal vez sea útil en los días que vienen.
El presidente Felipe Calderón le confió la PGR en sustitución del polémico Arturo Chávez, acusado por organizaciones internacionales de entorpecer la investigación de asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez.
Chávez renunció por no presentar resultados, según acusaron senadores y defensores de derechos humanos.
Morales Ibáñez asumiría el cargo en medio de la mayor ola de violencia que ha vivido el país desde la última guerra civil, en 1932.
Más de 34.000 personas han muerto en la lucha entre y contra carteles de narcotráfico, mientras la PGR es criticada por perder en tribunales casos relevantes.
Morales ha estado detrás de algunos, como el arresto de 41 funcionarios y alcaldes de Michoacán, acusados de proteger al cartel de La Familia.
En el caso conocido como “Michoacanazo”, prácticamente todos fueron exonerados. En prisión sólo permanece una persona y otra, el ex diputado Julio César Godoy, está prófugo.
Piedras en el camino
En este contexto, la designación de Morales causa polémica. Según Adolfo Miranda, del Centro de Estudios de Seguridad Pública, el cambio de funcionarios difícilmente ayudará a resolver los problemas de inseguridad.
“No han podido con ese tema. Quieren renovar la cara pero no veo ningún cambio de fondo en la estrategia”, dijo en conversación con BBC Mundo.
Por lo pronto, el Senado mexicano se prepara para discutir la designación de Morales Ibáñez.
El opositor Partido de la Revolución Democrático ha dicho que no permitirá un procurador “desechable”, ni tampoco un eventual uso político de la PGR.
La propuesta presidencial podría votarse la próxima semana, después que Marisela Morales comparezca ante el Senado.

Fuente:BBCMundo.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios