No te niegues a hacer el bien a quien es debido, Cuando tuvieres poder para hacerlo

Palabra: Proverbios 3:27

Este verso me hace pesar en las veces que mi mente empieza a cuestionar a alguien a la hora de hacer un favor. Qué si lo merece o no, que si es para este fin o para aquel. La verdad es que no importa cuál sea el destino de tu ayuda, o para qué, la Biblia es muy clara, no te está dando alternativa a la hora de decir lo que tenemos que hacer, simplemente nos dice que lo hagamos.

Recientemente leí un verso bíblico donde Jesús hacía referencia a qué todas estas cosas, que hacíamos a favor de los demás, es como si lo hiciéramos directamente para Él. No retengamos la gracia, no retengamos la bendición que podemos ofrecer a los demás, pues Dios mismo recompensa nuestras acciones (si realmente la hacemos de corazón).

Dios no se queda con nada de nadie, y realmente paga muy bien.

Por Kirssys Abreu

Regalanos un Like!!!