Así está a carretera de Sabana de la Mar

HATO MAYOR.- La carretera Hato Mayor-Sabana de la Mar, fue comenzada a construir en el 1924 e inaugurada en 1926, por el General Horacio Vásquez, presidente a la sazón del país y como en principio sigue siendo una tropiezo, una retranca al desarrollo económico y turístico de la provincia Hato Mayor.

La vía de unos 45 kilometros de extensión ha recibido parches en más de 40 ocasiones, pero nunca ha sido debidamente asfalatada, porque cuando se ha hecho es con vicios de construcción.
Una publicación aparecida en el periódico Listín Diario, el 10 de noviembre de 1924, da cuenta que los munícipes de Sabana de la Mar Manuel María Fernández, (comerciante) y los agricultores Ricardo Mateo y Ramón Messina, viajaron a la Capital Dominicana a exponerle al primer Magistrado de la Nación, como se le decía al presidente en la ocasión, para exponer la “pesadumbre que provocaba la paralización de los trabajos de la carretera”.

La histórica publicación explaya que los trabajos se habían paralizados por el transferimiento de los fondos de ésta, a los trabajos de la carretera Macorís-Rincón, al norte del país.
Es la misma situación que se vive en la actualidad, cuyos trabajos se han visto paralizados en múltiples ocasiones, porque los fondos adjudicado para la obra son desviados a otras obras, para satisfacer a sectores más influyentes económica y políticamente hablando.

Como ahora, el presidente Horacio Vásquez, explicó a los reclamantes y les prometió que en la próxima ley de gastos públicos se consignaría los fondos necesarios para seguir la vía.
Horacio Vásquez también le editó, para dejar calmada la comisión de representantes de Sabana de la Mar, que la carretera era tan indispensable para el progreso de aquella región, que su gobierno estaba comprometido a terminarla.

“Esta vía ofrece amplias facilidades para cuanto signifique desenvolvimiento agrícola, nativos o ya sea por colonización de inmigrantes, etc”, expuso Horacio Vásquez, hombre de verbo florido y que fue depuesto por Rafael Leonidas Trujillo en 1930.

La obra fue hecha a picos y palas y con material de minas de toscas, localizadas en el trayecto y laboraron más de 200 hombres, según una reseña aparecida en el Archivo General de la Nación.
Durante el gobierno del sátrapa, Rafael Leonidas Trujillo, la vía fue rehabilitada en varias ocasiones, siendo la última en 1956, donde el tirano ordenó aplicarle capa asfáltica en los puntos de mayor facilidad o movilidad de las máquinas asaltadoras.

Tras el ajusticiamiento de Trujillo, la vía sufrió un deterioro tal, que transitar los 45 kilómetros de extensión que tiene, había que durar unas dos horas zigzagueando para llegar a El Valle y dos horas y media para arribar a Sabana de la Mar.

Ni Horacio Vásquez ni Trujillo pudieron lograr construir la carretera de menos curvas, dado lo accidentado del terreno y las fallas geológicas, que aún afectan a varios tramos, siendo en la actualidad los más críticos a la altura de los kilómetros 8, 9, 12, 18 22, 25, 26 y 28.
En ocasiones, el tránsito entre Hato Mayor-El Valle y Sabana de la Mar, ha sido interrumpido por los agrietamientos y derrumbes que se han producidos, afectada además por más de 200 curvas que la asemejan a una serpiente trepando a un árbol.

La espesa vegetación que hay en la zona ha constribuido al deterioro de la vía, que en los gobiernos de Joaquín Balaguer fue sometida a unas cinco reparaciones, siendo la última en 1990, cuando el mandatario buscaba la reelección y se impuso frente al profesor Juan Bosch.

Balaguer ordenó la pavimentación de los 45 kilómetros de extensión de la vía, lo que le granjeó admiración y votos, logrando el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), la sindicatura en los municipios de El Valle y Sabana de la Mar.

Sin embargo, la carretera fue construida con profusos vicios de construcción, iniciando a deteriorarse tan pronto pasaron las elecciones de mayo de 1990.
El deterioro fue tal, que el Sindicato de Transporte de Pasajeros Hato Mayor. Sabana de la Mar, inició una jornada de lucha por su reparación, que aportó dos muertos, incluyendo un chofer solo conocido como Mesié y un comerciante de apellido Javier, que trató de pasar por la fuerza con pistola en mano, hiriendo mortalmente al chofer que estaba con un grupo de choferes bloqueando la carretera a la altura del kilómetro 6, en la comunidad de El Manchado.

Durante el primer período de gobierno de Leonel Fernández 1996-2000, la vía recibió poca atención y solo se hicieron unos y que otros bacheos insignificantes, que generaron protestas en múltiples ocasiones.

Cuando Hipólito Mejía Domínguez, ascendió al solio presidencial en agosto del año 2000, las autoridades provinciales, encabezada por el senador Iván Rondón Sánchez y la gobernadora Bahirma Morales, iniciaron una peregrinación a Palacio Nacional y el ministerio de Obras Públicas, para que se construyera la vía, que había prácticamente colapsado por la desatención del gobierno de Leonel Fernández.

Se logró que se asfaltaran varios tramos de la carretera, pero pasaron los cuatro años de gobierno de Hipólito Mejía y nunca fueron terminado los trabajos, aunque se inauguraron varios tramos, porque el mandatario se embarcó en el proyecto reeleccionista.

Leonel Fernández llegó nuevamente al poder en el 2004 y al vía cada año está para en el presupuesto de Ley de Gastos Públicos, pero finalmente los fondos son destinados a otros proyectos de carreteras de la región Este y otros puntos del país y nunca se termina.

LAS PROTESTAS

Las iniciativas programadas de grupos comunitarios, aglutinados en el Movimiento por la Dignidad y el Respeto a los Ciudadanos en la Provincia Hato Mayor, lograron que el ministerio de Obras Públicas reiniciara los trabajos en la vía.

Las protestas encontraron ecos en los transportistas de la región, que paralizaron sus unidades para respaldar a Sabana de la Mar, un municipio de unos 20 mil habitantes, que están prácticamente aislados del resto del país, por la falta de una adecuada carretera.

Actualmente los contratistas de la obra paralizaron los trabajos por falta de pago a las cubicaciones

Se recuerda que tras la jornada de protestas del pasado 24 de Febrero, el Ministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, garantizó a los dirigentes comunitarios de los municipios Hato Mayor, El Valle y Sabana de la Mar, que asfaltaría las calles de la provincia y reiniciaría los trabajos de rehabilitación del tramo carretero Hato Mayor -El Valle- Sabana de La Mar, lo que no se ha cumplido
La vía, que fue apertura da por vez primera hace más 80 años, en tiempos de Horacio Vásquez, aun hoy parece un camino vecinal donde las piedras y los hoyos han provocado la paralización del comercio y el desarrollo turístico no despega por falta de una adecuada vía de acceso.

Por Manuel A. Vega

Regalanos un Like!!!