Médico de Michael Jackson será sentenciado por homicidio involuntario

0

El médico de Michael Jackson, Conrad Murray, enfrentará un máximo de cuatro años de prisión y la pérdida de su licencia profesional cuando vuelva a la corte la semana próxima para escuchar su condena por la muerte del cantante hace dos años.

El 7 de noviembre, Murray fue hallado culpable de homicidio involuntario por la muerte del ícono del pop a causa de una sobredosis de propofol, un anestésico que se usa para prácticas quirúrgicas y que el doctor le administraba casi diariamente para ayudarlo a combatir su insomnio.

Los fiscales quieren que Murray sea condenado a la pena máxima y compense con casi dos millones de dólares a la familia de Jackson por las ganancias que dejó de obtener la estrella, quien al momento de morir a sus 50 años estaba ensayando para una serie de conciertos en Londres.

Pero Ed Chernoff, abogado de Murray, pidió la semana pasada que el cardiólogo quede en libertad condicional y rinda servicios comunitarios, subrayando que probablemente ya no pueda volver a ejercer la medicina.

“Sujetar a una pena de cárcel prolongada a este ex doctor, descrito por todos los que lo conocen como un hombre gentil que dedicó su vida profesional a brindar atención a la población marginada, sería totalmente inapropiado”, escribió en el texto presentado en la corte.

De todos modos, medios de prensa señalan que es improbable que pase un solo día en prisión debido a una reciente ley californiana contra la sobrepoblación carcelaria y, en ese caso, podría quedar bajo arresto domiciliario.

El jurado de siete hombres y cinco mujeres decidió unánimemente que Murray es culpable de homicidio involuntario tras deliberar poco más de un día.

Luego de escuchar la decisión del panel, el juez Michael Pastor ordenó la detención sin derecho a fianza del médico de 58 años, quien salió esposado del tribunal, y fijó la sentencia para el martes 29.

Pero Murray tendrá que enfrentarse a la severidad del juez: días después de que se leyera el veredicto, se supo que el médico dio una entrevista para un documental mientras el proceso estaba en curso, cuando todos los implicados en el caso tenían estrictamente prohibido hablar de él con periodistas.

El fiscal David Walgren dijo que la entrevista televisiva respalda su afirmación de que Murray “mostró una completa ausencia de remordimiento por causar la muerte de Michael Jackson”.

En la mañana del 25 de junio de 2009, Murray administró a Jackson propofol luego de que otros sedantes no hubieran surtido efecto durante la noche. Luego el doctor -quien recibía un sueldo de 150.000 dólares- se ausentó de la habitación del artista y, al volver, aparentemente lo encontró sin vida.

Murray decidió no testificar en su juicio, pero el jurado escuchó la grabación de una entrevista que dio a la policía, en la que afirmó que había salido del cuarto sólo dos minutos para ir al baño.

No obstante, durante el proceso que duró seis semanas salió a relucir que en cambio estaba hablando por teléfono con una serie de amigas.

Además, no llamó a la emergencia inmediatamente cuando vio que Jackson no respondía y, cuando lo hizo, no informó a los paramédicos cuáles fármacos le había administrado.

El documento presentado por la fiscalía esta semana señala que, si hubiera sobrevivido, el cantante habría ganado 100 millones de dólares en los conciertos que iba a dar Londres, por lo que pide una compensación para los hijos de Jackson de 1,8 millones de dólares.

AFP

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.