La objetividad en nuestras metástasis, es lo único que garantiza la transformación de un sueño en realidad

0

Todos los seres humanos soñamos y es un derecho que nos asiste para lo cual no tenemos que pedir permiso y lo podemos hacer sin importar donde estemos,con quien estemos, si estamos dormidos o despiertos, si debemos o nos deben, si estamos privados de nuestra libertad o si somos libres como los pájaros. Ahora, lo que si debemos ser en todo momento es objetivos en nuestras metas y aspiraciones, de vez en cuando dejar volar nuestra imaginación hasta donde seamos capaces de hacerlo, pero llegado el momento de trazarnos metas que involucren nuestra salud mental, nuestra estabilidad económica o nuestros sentimientos, debemos ser racionales, coherentes y objetivos.

Si no tenemos la más mínima posibilidad de conocer a JLo, Jenifer Aniston, Angelina Jolie, etc,etc y mucho menos involucrarlas de forma real en nuestras vidas, pero a nuestro lado tenemos una mujer o un hombre que nos gusta, nos hace feliz y pueda llenar plenamente nuestras vidas, sería una estupidez dejar pasar la oportunidad de descubrir todo lo que esta (éste) que está cerca nos puede brindar porque el prototipo de la que buscamos tiene que estar a la par de las mencionadas, de igual manera si tenemos un carrito en el que resolvemos de momento hasta nuevo aviso porque tenemos un presupuesto limitado, pero se ha dado la oportunidad de cambiarlo y podríamos optar por uno en muy buenas condiciones, pero el que nos gusta cuesta un ojo de la cara, que gran estupidez sería darnos el que soñamos , pero cuyo precio nos hará dejar de pagar la casa, la manutención de los hijos y hasta el combustible para mover el mismo y en poco tiempo probablemente perderlo producto de una incautación por impago, quedándonos sin el viejo y sin el nuevo.

Si tenemos un compromiso de dinero y solo estamos en capacidad de hacer un abono razonable, no hagamos promesas de una cancelación si sabemos que no podrá ser por el momento, ya que a quién le hacemos la promesa, planificará en torno a lo ofrecido y será mayor su malestar si cumplimos a medias, de igual manera aplica a prometer viajes al extranjero ( si solo podemos subirnos a una voladora) ofrecer o enliarnos en la compra de un inmueble (cuando no podemos pagar ni un pírrico alquiler) yates ( cuando ni la pintura de una yola tenemos) pero si se le presenta la supuesta ” oportunidad”, soltamos todo y pa´lante que punta e´lapiz no mata a nadie. Cuando nos preguntan como vamos a honrar ese compromiso, tenemos todas las facilidades del mundo, un tío que nos manda dólares mensuales, tenemos casa propia, ganamos $200,000 mensual , tenemos unas tierras que heredamos, pero esperen a que se le caiga el altar para que vean como el tío se muere y “deja” de mandar, ya no tiene trabajo y todas las desgracias caen encima como por arte de magia, porque todo ese bienestar no existió más que en su calenturienta imaginación.

Esto se aplica no solo a esos sueños, sino a muchísimas aspiraciones propias del ser humano , pero que carecen de objetividad y por más que tratamos de convencer al involucrado (a) solo pasamos por egoistas por no permitir que “avancen” y se “superen”, pero una superación cuyo precio probablemente tengamos nosotros también que pagar si estamos cerca del afectado porque, si nos debe probablemente se nos atrase si nos debe , si se deprime por el error cometido, no tendremos palabras efectivas para consolarlo, si se lo quitan, tendremos que auxiliarlo mientras se monta otra vez, si le falta para completar el pago a lo mejor le prestamos, en fin, todas las desgracias que vendrán, formaran parte del repertorio con el que tenemos que cargar los que somos amigos (as) de verdad.

Ahora bien, si usted tiene posibilidades económicas para darse su gusto sin comprometerse o comprometer a terceros, déselo, la vida es solo una y hay que disfrutarla y más si usted trabaja, si cada peso que se gana ó lo obtiene en buena lid, pero por Dios , para evitarse depresiones y frustraciones, sueñe todo lo que quiera, dé cerebro con la mujer u hombre más despampanante que su imaginación le permita, pero al momento de accionar, hágalo con los pies sobre la tierra y si sueña , cuando se despierte, hágalo consciente de que no fue más que eso, un sueño y siga disfrutando su realidad, trabaje duro para que haga real todos sus sueños y esas metas a las que tiene derecho a aspirar clasifíquelas en corto, mediano y largo plazo y trabájelas, para que cuando las logre su satisfacción sea mayor, consistente y duradera sin importar si esta soñando o despierto.

Por Madga Lorenzo de Orientacionaldeudor.blogspot.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.