IATA advierte que carestía de petróleo amenaza supervivencia de aerolíneas

0

GINEBRA. Un barril de petróleo a 150 dólares asestaría un golpe mortal a algunas compañías aéreas, en particular en Europa, advirtió este martes la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que prevé una caída mayor de los beneficios en casi todas las regiones.

La subida del petróleo, el peligro de un eventual cierre del Estrecho de Ormuz por la crisis con Irán o la crisis económica en la zona euro son las principales turbulencias para las compañías aéreas, cuyo margen de rentabilidad se situará este año en el 0,5%.

Se espera que los beneficios del sector se eleven este año a los 3.000 millones de dólares, 500 millones menos que en las previsiones de diciembre pasado, dijo la IATA, que hace los cálculos con un barril de crudo a 115 dólares y no a 99 dólares como en diciembre.

En 2011, los beneficios del sector rondarán los 7.900 millones de dólares, según las últimas previsiones, mientras llegan las cifras definitivas.

La demanda de los pasajeros crecerá en 2012 un 4,2%, mientras el flete seguirá estancado en el nivel alcanzado en el último trimestre de 2011.

“El año 2012 supondrá un desafío para las compañías aéreas. El riesgo de una agravación de la crisis en la zona euro ha sido reemplazado por otro riesgo tan importante como es la subida del petróleo”, dijo el martes en una conferencia de prensa en Ginebra el director general de IATA, Tony Tyler.

“Con unas previsiones de crecimiento mundial del 2% y un margen anémico del 0,5%, no se necesitará mucho para que la industria aérea caiga en números rojos en 2012”, agregó.

La subida de precio del petróleo encarecerá en un 34% los costes de funcionamiento de las compañías y la factura petrolera aumentará este año en 213 millones de dólares, según la IATA.

Las tensiones políticas en la región del Golfo amenazan con encarecer el precio del crudo, lo que contribuiría a empeorar las cuentas de las compañías, advirtió la IATA que agrupa a 240 compañías aéreas (84% del tráfico aéreo).

Si el precio del barril subiera a 150 dólares, sobre todo si se llegara a cerrar el estrecho de Ormuz y se agravaran las tensiones con Irán, muchas compañías podrían quebrar, advirtió la IATA y las pérdidas totales de las compañías aéreas podrían situarse en los 5.000 millones de dólares.

No obstante, existe campo para el optimismo, a condición de que la situación de la zona euro no se deteriore, mejore la economía estadounidense y se estabilice el tráfico de flete.

Las compañías aéreas en Europa son las que en peor situación están, según Tony Tyler. Sus pérdidas podrían elevarse a los 600 millones de dólares. Varios países europeos están en recesión, señala IATA, aunque se ha evitado el hundimiento de la zona euro.

Para América del Norte, la IATA prevé unos beneficios de 900 millones, inferiores a las previsiones anteriores de 1.700 millones de dólares debido a la subida del precio del queroseno. En América Latina, la situación sigue incierta.

Asia Pacífico es la región mejor situada, con beneficios que se elevan a 2.300 millones de dólares.

Las perspectivas son igualmente buenas para las compañías de Oriente Medio, con 500 millones de beneficios, aunque las pérdidas de las compañías africanas rondarán los 100 millones, precisó la IATA.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.