El Bushmaster .223, versión civil del fusil de asalto de soldados estadounidenses

1

WASHINGTON. El Bushmaster .223, el principal arma utilizada por Adam Lanza durante la matanza de la escuela de Newton, es la versión civil del fusil de asalto del Ejército de Estados Unidos desde la guerra de Vietnam y puede comprarse legalmente en casi todo el país.
Bushmaster .

Este arma, fabricada por la empresa Bushmaster Firearms International, es del tipo del AR-15, la versión civil del famoso fusil de asalto M-16, del que estaba dotado el Ejército estadounidense durante la guerra de Vietnam, e incluso del M-4, el arma que emplean los soldados norteamericanos en Afganistán.

Las balas disparadas con ese fusil son de calibre .223, un calibre estadounidense correspondiente a 0,223 pulgadas, equivalente al calibre 5,56 mm (calibre europeo), el calibre estándar en los Ejércitos de los países de la OTAN.

El autor de la matanza de Aurora (Colorado), en la que perecieron 12 personas a fines de julio en un cine durante la proyección del último “Batman”, fue perpetrada con un AR-15.

Hay una sola diferencia entre los fusiles de asalto civiles, como el Bushmaster .223, y su versión militar: la versión civil es un arma automática en el sentido de que carga automáticamente un cartucho en la recámara después de cada tiro, pero se la considera “semiautomática” porque sólo dispara un tiro tras otro: hay que apretar cada vez el gatillo para disparar de nuevo. Un fusil de asalto militar (como el M-4 estadounidense, el Famas francés o incluso el AK-47 ruso) es enteramente automático: el cargador, por lo general de 30 balas, puede vaciarse de un sólo golpe manteniendo el dedo sobre el gatillo. Por ello, se puede aplicar el término “fusil ametralladora” a los fusiles de asalto militares.

En Estados Unidos es legal poseer fusiles de asalto semiautomáticos. No lo es, en cambio, la de su versión militar.

Unos 2,3 millones de “fusiles” (armas largas que pueden ser tanto un fusil de caza como uno de asalto) fueron fabricados en Estados Unidos en 2011, y otro millón fue importado, según la Oficina Federal de Armas de Fuego (ATF).

En 1994 se prohibió la venta de fusiles de asalto y de cargadores con una capacidad superior a las 10 balas. Pero esa disposición expiró en 2004 y no fue renovada por un Congreso dominado por los republicanos, por lo que los fusiles de asalto pueden ser adquiridos de nuevo en territorio estadounidense.

Algunos estados, como Connecticut, donde tuvo lugar la masacre de Newton, prohíben sin embargo la venta y la tenencia de ese tipo de armas.

Un Bushmaster .223, disponible en armerías, se podía comprar el lunes por internet en 1.000 dólares. AFP

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

  1. Muy buen escrito, pero si bien el precio de este rifle es de mil dolares, se pueden conseguir versiones economicas, demaciado economicas diria yo,. Un ejemplo de esto es el MOSSBERG TACTICAL .22 que se puede conseguir donde quiera por solo 289 dolares. Lo mismo sucede con las armas de fuego de mano, lease las pistolad, que una version economica como la HIGH POINT se puede adquirir por solo 139 dolares, y esto incluye garantia de por vida si se rompe o dana te la reemplazan sin costo alguno. Creo que este pais debe cambiar las leyes de armas de fuego ya que es demaciado facil conseguirlas.

Participa en el debate, deja un comentario.