Falconbridge Dominicana habría estafado al fisco por casi RD$5 mil millones

0

Mediante una serie de transacciones fraudulentas, la empresa minera Falconbridge Dominicana (FALCONDO), habría logrado evadir el pago de cerca de cuatro mil millones de pesos al fisco dominicano –unos cien millones de dólares–, desde 2007 a la fecha, aplicables sobre sus beneficios económicos generados por la venta de hierro y cobalto.
DGII

La denuncia, debidamente documentada en una investigación realizada por el abogado y experto en asuntos mineros, Rafael Puello, analiza que durante los últimos cinco años, FALCONDO ha ocultado ingresos al fisco por valor de 5 mil 300 millones de pesos, aproximadamente, lo que califica de extremadamente grave y escandaloso, tomando en cuenta que la empresa minera habría operado tan solo la mitad del tiempo, debido a la paralización de su planta.

Los resultados de la investigación lo llevan a afirmar que en tan solo dos años y medio de operaciones, FALCONDO habría dejado de pagar impuestos al Estado dominicano por un valor ascendente a 2 mil 650 millones de pesos aproximadamente, cuando los acuerdos y convenios establecen el pago de hasta el 50 por ciento de los beneficios obtenidos, más 505 millones por concepto de dividendos, ya que el Estado, representado por CORDE, posee el 9.53 por ciento del capital accionario de la minera.

El monto de cuatro mil millones de pesos, resulta de la suma de los intereses indemnizatorios, recargos, multas y demás conceptos contemplados en la ley, junto a los impuestos sobre los beneficios económicos generados en el exterior a partir del material minero que exporta la empresa, que es procesado por otra, propiedad de la casa matriz.

El experto minero analiza el comportamiento del precio del ferroníquel en los mercados internacionales, que se establece en función a la sumatoria del valor cotizado de cada uno de los metales que lo componen, por lo que los ingresos de la minera deberían provenir del valor económico representado en el níquel, hierro y cobalto, principales componentes del ferroníquel que produce.

En ese orden de ideas, argumenta, que el ferroníquel producido consiste en una aleación de distintos metales, principalmente hierro (62%) y níquel (37%), además de una significativa presencia de cobalto -0.93%-.

A partir de los datos anteriores, afirma que FALCONDO solo reporta al fisco ingresos por la venta de níquel, “como si el ferroníquel que produce no estuviese también compuesto por hierro y cobalto. De esta forma evade el pago de impuestos sobre los ingresos que genera por la venta de estos últimos metales, componentes secundarios del ferroníquel”.

El investigador fundamenta sus afirmaciones en los datos de producción de ferroníquel publicados por la propia empresa minera durante los últimos cinco años, tomando en cuenta el porcentaje de contenido de cada uno de sus componentes. En este sentido, infiere que en este período, la cantidad de hierro y cobalto producido por la empresa ascendería a 227 millones y 3.4 millones de libras, respectivamente.

Para Rafael Puello, de acuerdo a los precios internacionales de cotización en ese período, la cantidad de hierro y cobalto producido tendría un valor de mercado aproximado de 3 mil 800 millones de pesos.

Génesis de la acción

Apoyado en la página 177 de la Memoria Anual 2011 de Xstrat. -casa matriz de FALCONDO-, Puello revela que el precio promedio de cotización de la libra de níquel durante ese año fue de 10.36 dólares por libra, “sin embargo, en el Reporte Anual 2011 de FALCONDO, en su página 9, dice que el precio promedio del níquel vendido fue de 9.73 dólares por libra”.

Continua: “a su vez, en la página 82 de la Memoria Anual 2007 de Xstrata, se indica que el precio promedio de venta del níquel durante dicho período fue de 16.82 dólares por libra. Pero, el reporte de FALCONDO indica que el precio promedio en 2007 fue de 16.49 dólares por libra”.

Los reportes referidos por el experto lo llevan a la conclusión de que esa subvaluación de precios declarada por la minera en los años de referencia, se traduce en más de mil 500 millones de pesos en ingresos generados y nunca reportados al fisco.

A partir de las afirmaciones del investigador, surge la pregunta de cómo ha logrado FALCONDO ocultar al fisco estos ingresos multimillonarios, lo que lo lleva de nuevo a la página 177 de la Memoria Anual 2011 de Xstrata, en la que se indica que Glencore International -compañía de capital accionario distinto- sería el distribuidor exclusivo de todo el ferroníquel producido por FALCONDO. Asimismo, argumenta que conforme a los contratos de distribución suscritos en este sentido, Glencore pagaría por adelantado todo el ferroníquel producido durante el mes, mediante cuotas, pero en la memoria anual de la empresa minera aparece como distribuidor exclusivo.

“Sin embargo, en la página 65 de la Memoria Anual 2011 de FALCONDO -que no se da a conocer a los mercados internacionales-, se indica que el distribuidor exclusivo del ferroníquel es la empresa Xstrata Canada Corporation, propiedad de Xstrata”.

A partir de esas afirmaciones, es obvio que FALCONDO declara falsamente que el distribuidor exclusivo del ferroníquel es Xstrata Canada Corporation. Para Puello, la respuesta es clara, y dice que para llevar a cabo el fraude fiscal de referencia, FALCONDO utilizaría un falso distribuidor en las transacciones de venta.

A seguidas, amplía: “si Glencore pagara el ferroníquel directamente a favor de FALCONDO, ésta tendría que registrar formalmente los ingresos adicionales por concepto de venta del hierro y cobalto y estaría, a su vez, forzada a declarar el verdadero precio de venta del níquel; pero si el ferroníquel es pagado por Glencore a favor de Xstrata Canada Corporation, que es una compañía enteramente propiedad de Xstrata, entonces estos ingresos se quedan fuera de la contabilidad formal de FALCONDO, es decir, en los bolsillos de Xstrata Canada Corporation y por ende, de Xstrata”.

Ilustra sus afirmaciones en las comparaciones siguientes: “si durante los últimos cinco años FALCONDO vendió 63 mil 193 toneladas métricas de níquel contenido en ferroníquel, con solo 38 por ciento de níquel de la composición total del ferroníquel producido por la empresa, significa que ésta también vendió la cantidad de 103 mil 103 toneladas métricas ó 227 millones 239 mil 12 libras de hierro, que constituye el 62 por ciento restante del ferrocono, pero los ingresos producto de la venta del hierro contenido en el ferroníquel no han sido reportados al fisco, limitándose únicamente a declarar las ventas por concepto de níquel”.

Resalta que, obviamente, FALCONDO no regaló esas grandes cantidades de hierro contenidas en el ferroníquel que produce, sino más bien que en los mercados internacionales ese hierro, durante los últimos cinco años ha tenido un valor promedio de 20 centavos de dólar por libra, “de modo que estamos hablando aproximadamente de 45.4 millones de dólares generados por la empresa minera dominicana en dicho período, de los cuales no ha declarado un solo centavo al fisco”.

En cuanto al cobalto, Rafael Puello explica que la minera también dejaría de declarar al fisco los beneficios económicos que generaría la venta del mineral, “si tomamos en cuenta que durante los últimos cinco años la empresa habría vendido un total de 63 mil 193 y 103 mil 103 toneladas métricas de níquel y hierro, respectivamente, lo que implica un total de 166 mil 296 toneladas de ferroníquel”.

La misma pregunta surge con relación al cobalto, y la respuesta del investigador precisa que los ingresos de FALCONDO por concepto de la venta de cobalto (como un sub-producto), ascendería a 54 millones de dólares, aproximadamente, de los cuales, tampoco se ha declarado un solo centavo al fisco.

Contratos de distribución

Siempre apoyado en la Memoria Anual 2011 de Xstrata, Puello revela que “en agosto de ese año, Xstrata Nickel y Glencore acordarían extender el término de vencimiento de los contratos de distribución del níquel y cobalto hasta el 31 de diciembre de 2017”.

Un poco más adelante, en la misma página, dice lo siguiente: “en diciembre de 2011, Glencore entregó a Xstrata Nickel un aviso de terminación de los contratos de distribución del cobalto y ferroníquel de FALCONDO, y consecuentemente, estos contratos vencerán a final de 2012”.

Destaca que parecería una contradicción que ambas empresas acordarían extender, por un lado, la vigencia de los contratos de distribución para el cobalto y níquel hasta 2017, y al mismo tiempo, terminar dichos contratos a finales de 2012.

A seguidas explica que tal contradicción no es casual cuando asegura que Xstrata tiene varias operaciones en el mundo como productora de níquel como su producto final. “Estas plantas producen, regularmente, cobalto como un sub-producto de sus procesos metalúrgicos. Respecto a estas operaciones es que se habría extendido los contratos de distribución de níquel y cobalto hasta 2017. Por esta razón, la nota en inglés tiene una aclaración entre paréntesis que se lee en español “respecto al níquel”.

Agrega que la minera dominicana es la única operación de Xstrata -en el mundo- que actualmente produce ferroníquel como producto final y es respecto a esta operación que cesarán a final de 2012 los contratos de distribución de cobalto y ferroníquel”.

“Tal declaración constituye una de las pruebas más inequívocas respecto a las transacciones de venta de cobalto por parte de Falcondo”.

Como dato adicional, el investigador destaca que “en todas partes del mundo las operaciones de níquel o ferroníquel, al momento de establecer el verdadero costo de producción de la operación, esos ingresos adicionales son considerados como “cobalt credit o iron credit”, pero la minera dominicana es la única que no lo hace”.

Rafael Puello arroja luz sobre las maniobras que utiliza FALCONDO para el pago que recibe por la venta de hierro y cobalto, al manifestar que se hace interponiendo en la transacción otra compañía que le sirve de pantalla, en este caso es Xstrata Canada Corporation.

Explica que, en su reporte anual, FALCONDO declara falsamente que Xstrata Canada Corporation adquiere todo el ferroníquel producido por la empresa y lo vendería en los mercados internacionales en su representación, “es decir, se sabe que Glencore es el verdadero distribuidor y quien ha pagado por adelantado el ferroníquel antes de ser producido, pero se utiliza a Xstrata Canada Corporation como pantalla para los fines ilícitos explicados”.

“Si Glencore pagara el ferroníquel directamente a favor de FALCONDO, la minera tendría que registrar formalmente los ingresos adicionales por concepto de venta de hierro y cobalto, pero si el ferroníquel es pagado por Glencore a favor de Xstrata Canada Corporation, los ingresos adicionales quedan fuera de la contabilidad formal de la empresa minera dominicana, es decir, en los bolsillos de Xstrata Canada Corporation y por consecuencia, de Xstrata.

“Y lo mejor de todo, dentro de este esquema fraudulento, es que Xstrata Canada Corporation tampoco paga impuestos por tales beneficios, puesto que en Canadá las empresas están exentas del pago de impuestos sobre los ingresos generados a partir de operaciones realizadas fuera de dicho país”.

Dice que esta falsedad conllevaría severas sanciones económicas e incluso de índole penal, y agrega como prueba adicional todos los conocimientos de embarques correspondientes a las exportaciones de ferroníquel de Falcondo.

Fuente:  7dias.com.do/ Ivonne Ferreras

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.