Una taza de café al día nos limpia las arterias

0

cafe santo domingo

 

Para desatascar las arterias nada mejor que una buena taza de café al día, a ser posible con cafeína. El café, según un  que se acaba de presentar en las Sesiones Científicas de la American Heart Association 2013, que se celebran en EE.UU., parece mejorar la función de los vasos sanguíneos por dos motivos: activa nuestra presión arterial y limpia los vasos sanguíneos.

Este estudio realizado en 27 voluntarios sanos es el primero que demuestra que beber una taza de café con cafeína mejora de manera significativa el flujo sanguíneo -los investigadores señalan que los vasos sanguíneos se dilatan casi al tamaño de un dedo, una medida de cómo trabajan los vasos sanguíneos más pequeños del organismo-. En concreto, de acuerdo con los datos presentados, los participantes que bebían una taza de café con cafeína al día tuvieron un aumento de un 30 por ciento en su flujo sanguíneo durante un periodo de 75 minutos, en comparación con aquellos que bebían café descafeinado.

Este estudio, realizado en la Universidad de Ryukyu, en Japón, se suma a otras investigaciones sobre los beneficios del café, una de las bebidas más consumidas en el mundo. Trabajos previos ya habían mostrado que el consumo de café está relacionado con un menor riesgo de fallecer por enfermedad cardiaca y cerebrovascular, y que altas dosis de cafeína pueden mejorar la función de las arterias más grandes. «Nuestros nuevos resultados dan una idea de cómo el café puede ayudar a mejorar la salud cardiovascular», dijo Masato Tsutsui , investigador principal del informe.

Con o sin cafeína

Los participantes del estudio eran personas que no bebían café con regularidad y su edad oscilaba entre los 22 y 30 años. Cada uno de ellos tomó una taza de unos 150 ml de café descafeinado o normal. A continuación, los investigadores evaluaron el flujo sanguíneo de los vasos mediante una técnica denominada flujometría láser Doppler, un sistema no invasivo que mide la circulación de la sangre a nivel microscópico. Dos días más tarde se repitió el experimento, pero en esta ocasión los voluntarios tomaron el café que no habían consumido en la primera fase. Ni los investigadores ni los participantes sabían que estaban bebiendo café con cafeína .

Los investigadores evaluaron tres parámetros: presión arterial, frecuencia cardíaca y niveles de resistencia vascular. Asimismo se obtuvieron muestras de sangre para analizar los niveles de cafeína y descartar el papel de las hormonas en la función de los vasos sanguíneos.

Y los resultados mostraron que, en comparación al café descafeinado, el que sí contenía cafeína elevaba ligeramente la presión arterial de los participantes y causaba una mejora en la función de la pared interior del vaso sanguíneo. Los niveles de frecuencia cardíaca fueron los mismos entre los dos grupos .

Aunque todavía no está claro cómo la cafeína trabaja en realidad para mejorar la función de los vasos sanguíneos, Tsutsui sugiere que puede ayudar a dilatar los vasos sanguíneos y reducir la inflamación. «Ahora que ya sabemos los efectos positivos del café, en el futuro se podría desarrollar a una nueva estrategia de tratamiento para la enfermedad cardiovascular», señaló Tsutsui.

Fuente: http://www.abc.es

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.