Las mujeres son más seguras y cometen menos infracciones cuando manejan

1

El debate no es nuevo pero se suma un estudio reciente que confirma lo que muchos caballeros siguen sin aceptar: las mujeres son conductoras más seguras y cometen menos infracciones. Una investigación realizada en la Ciudad consigna que ellas son las que más usan cinturón de seguridad, que cruzan menos semáforos en rojo y, también, que cuando están manejando hablan menos por celular. La buena conducta no es solo arriba del automóvil: sobre la bici ellas se ponen más el casco que ellos.

El estudio fue realizado por Luchemos por la Vida, que en agosto observó la conducta de 4.724 conductores de automóviles particulares y otros vehículos. Las cifras son coincidentes con estudios estadísticos internacionales que muestran que las mujeres, a igual cantidad de kilómetros recorridos, causan menos siniestros graves que los varones, en una proporción que va de dos a cinco veces. “Lejos de lo que la mayoría de los hombres piensan, la mujer al volante es un ejemplo a seguir porque, fundamentalmente, no asume riesgos innecesarios”, sostiene Alberto Silveira, presidente de la asociación.

El primer elemento es el cinturón de seguridad: lo usaban el 85% de las mujeres y el 65% de los hombres observados. “Junto al uso del casco, es un indicador de una mayor percepción del riesgo de accidente, que suele traer aparejada en los conductores que lo usan una conducción a más baja velocidad y respeto de las normas”, indican. Los hombres pasaron semáforos en rojo un 48% más veces que las mujeres, y usaban el teléfono celular en un 41% más de los casos.

“La actitud de la mujer es más conservadora mientras que el hombre, que cree dominar perfectamente el vehículo, asume riesgos innecesarios que pueden terminar en accidentes graves”, avanza Silveira. Se refiere a maniobras como los sobrepasos arriesgados, el exceso de velocidad o conducir alcoholizado. “En las mujeres son más frecuentes esos accidentes que solemos calificad de ‘tontos’, como chocar o abollar un coche al estacionar o circular marcha atrás, o errores en las maniobra de giro. Pero no son accidentes que pongan en gravísimo peligro la vida de los demás”, apunta el especialista.

Una lectura similar se puede hacer de lo que sucede con el casco al momento de subir a la bici: lo llevaban el 26% de las mujeres observadas y el 13,20% de los hombres. “Si bien no es al volante habla de la actitud de la mujer en el tránsito”, advierte Silveira.

En 2011, un relevamiento de la Dirección Provincial de Política y Seguridad Vial de la Jefatura de Gabinete de la Provincia determinó que solo una de cada 25 infracciones de tránsito en rutas había sido cometida por mujeres. Para el informe se había consignado una muestra de los controles vehiculares y actas de infracción labradas entre el 1° de enero y el 30 de abril de ese año. Y otro dato: de cada 100 conductores inhabilitados para conducir, solo una es mujer.

Otro informe publicado en la revista del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) concluye que las mujeres tienen menos choques que los hombres. En el caso de los accidentes graves (con muertos o heridos) la diferencia es de 5% a 95%.

Los especialistas de CESVI analizaron la conducta al volante de 30 mujeres y 30 varones de la misma franja etaria. Así determinaron que, si bien el hombre tiene más precisión en las pruebas de habilidad y logran una concentración mayor, son más competitivos y agresivos, lo que juega en contra para conducir de manera segura. ¿Un ejemplo? Durante las pruebas solo el 10% de las mujeres superó la velocidad máxima de consigna, frente al 40% de los varones, informa clarín, en su portal.

Ellos son menos respetuosos de las señales de tránsito y tienden a desarrollar velocidades superiores que las permitidas. Las mujeres son más ordenadas y respetuosas de las señales de tránsito. Tienen más en cuenta parámetros propios y, en consecuencia, menos propensas a poner en riesgo a terceros.

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

Participa en el debate, deja un comentario.