Los mosquitos genéticamente modificados controlan el dengue y la chikungunya

0

OXFORD, Reino Unido. Oxitec y el Instituto Gorgas en Panamá anuncian hoy el resultado del estudio piloto al aire libre de Oxitec OX513A, una cepa de ingeniería genética del mosquito Aedes aegypti. El resultado fue una reducción de más del 90% en la población local del mosquito Aedes aegypti, que transmite los virus del dengue y chikungunya.

El estudio se llevó a cabo en un barrio de Nuevo Chorrillo, un suburbio residencial del distrito de Arraiján, al oeste de la ciudad de Panamá. El área urbana de 10 hectáreas es el hogar de aproximadamente 900 residentes y contiene una escuela y varias pequeñas empresas. Dos barrios similares cercanos fueron monitoreados a efectos de comparación.

Los mosquitos machos Oxitec OX513A, llamados ‘los mosquitos amistosos” por muchos residentes, fueron puestos en libertad a lo largo del área de estudio de modo regular. Siempre que estos machos, que no pueden morder o transmitir enfermedades, se aparearon con las hembras Aedes aegypti locales, sus crías murieron antes de la edad adulta. Esto redujo la población en las sucesivas generaciones de mosquitos hasta que, después de sólo seis meses, la reducción fue de más del 90% con respecto a los sitios de comparación.

Hadyn Parry, director ejecutivo de Oxitec, comentó “Estamos encantados de haber trabajado con el Instituto Gorgas – ya que son un líder mundial en el desarrollo de métodos avanzados para el control de mosquitos portadores de enfermedades. El logro de más del 90% de supresión de la población local Aedes aegypti es particularmente agradable porque el proyecto se llevó a cabo al entrar en la estación de lluvias, cuando el número de mosquitos se eleva significativamente. Además, estos resultados son totalmente consistentes con los de estudios por colaboradores en las Islas Caimán y Brasil. La solución Oxitec es con diferencia la forma más sostenible para el control de Aedes aegypti, ya que sólo afecta a las especies objetivo y no persiste en el medio ambiente. Proporciona una nueva herramienta que se necesita con urgencia y que se puede utilizar en conjunción con los programas existentes”.

El estudio piloto se llevó a cabo por el Instituto Gorgas con los huevos OX513A y con apoyo técnico por parte de Oxitec. Antes de la prueba piloto, se obtuvo la aprobación del Comité Nacional de Bioseguridad de Panamá, y de los Ministerios de Desarrollo Agrícola y de Comercio e Industria. Además, la amplia participación de la comunidad se llevó a cabo a nivel local.

Néstor Sosa, director del instituto, dijo “Panamá, al igual que muchos países de la región, ha estado experimentando una epidemia de dengue y más recientemente estamos viendo un nuevo virus, el chikungunya, que llega a nuestro país. Aedes aegypti es el vector principal de estas dos enfermedades debilitantes para las que no existe ningún medicamento o vacuna. Los enfoques basados en los químicos no han sido capaces de controlar este mosquito lo suficientemente bien como para evitar las epidemias que Panamá ha experimentado . Las reducciones de plagas logradas utilizando la solución Oxitec van mucho más allá de lo práctico con insecticidas convencionales y por lo tanto da una esperanza real de proporcionar a las personas la protección necesaria tan vital contra dengue y chikungunya”.

Acerca de la fiebre del dengue y chikungunya

El dengue es una enfermedad debilitante transmitida por los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus, siendo el Aedes aegypti el vector principal en las Américas y por consecuencia el control de dicho vector es prioritario. El dengue produce una serie de síntomas como de gripe grave, y a veces, en casos extremos, la muerte. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el dengue afecta a 50-100 millones de personas al año; una reciente publicación en la revista Nature estima que el número real de infecciones es de 390 millones. La incidencia del dengue está aumentando rápidamente en todo el mundo y en la actualidad no existe ninguna vacuna o medicamento específico. En 2013, Panamá contaba con más de 3.000 casos de dengue reportados – más del triple del número en 2012 y el país sigue siendo epidémico del dengue.

Según la OMS, en la actualidad la única forma de combatir el dengue es el control de los mosquitos que transmiten la enfermedad.

Chikungunya es un virus diferente transmitido por los mosquitos Aedes. A finales de 2013, la primera transmisión local del virus chikungunya en las Américas fue identificada en los países del Caribe. El Centro de EE.UU. para el Control de Enfermedades (CDC) estima que desde esas fechas ha habido un millón de casos en las Américas. Chikungunya puede causar dolor muscular grave y calambres, más del 10% de las personas pueden desarrollar artralgia persistente durante un número de años después de la infección aguda. Al igual que el dengue sólo puede ser transmitido por la picadura de un mosquito infectado.

Acerca de Oxitec Ltd

Oxitec es pionero en el uso de la ingeniería genética para controlar los insectos que transmiten enfermedades y dañan cultivos. Sus soluciones se basan en el uso de la Técnica del Insecto Estéril (TIE), un método efectivo, específico de especie y respetuoso con el medio ambiente para el control de insectos dañinos y perjudiciales. Los primeros productos de Oxitec son para el control de Aedes aegypti, la especie de mosquito principalmente responsable de la transmisión de la fiebre del dengue, y la Mosca de la fruta del Mediterráneo, una de las plagas agrícolas más dañinas del mundo.

Acerca del Instituto Gorgas (Instituto Conmemorativo Gorgas)

El Instituto Gorgas es una institución panameña de salud pública de larga data con reconocimiento nacional e internacional, que genera nuevos conocimientos para orientar las políticas e intervenciones de salud.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.