Temporal de invierno deja al menos 44 muertos en EEUU

0

Tormentas, tornados e inundaciones dejan decenas de muertos en el suroeste de Estados Unidos, mientras gran parte del país se prepara para nieves y lluvias.

Al menos 44 personas murieron a lo largo de un fin de semana con un tiempo inclemente, que incluyó inusuales tornados para el mes de diciembre.

Tormenta de nieve Nueva York

Con cientos de vuelos cancelados en las áreas afectadas, con inundaciones en las principales autopistas, las tormentas complicaban los planes de viaje de fin de año de millones de estadounidenses.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) emitió advertencias de tormentas de nieve, granizo e inundaciones para los próximos días, debido a una inusual masa de aire cálido que comenzó en el sur de Estados Unidos el pasado miércoles.

El NWS dijo este lunes que 21 estados -desde Nuevo México en el sur hasta Michigan en el norte- estaban bajo observación o con advertencia por las tormentas.

Los gobernadores de Nuevo México, Texas y Missouri declararon el domingo el estado de emergencia en todo o parte de sus estados para atender los daños causados por los fenómenos meteorológicos. Alabama, Mississippi y Georgia adoptaron medidas similares.

– Tornados en Texas –

Al menos 11 personas murieron por tornados en la zona densamente poblada de Dallas-Fort Worth, Texas, de acuerdo con las autoridades, que buscaban más víctimas casa por casa.

Los inusuales tornados para esta época del año devastaron casas y arrastraron vehículos. El NWS dijo que al menos nueve tornados surcaron la región en las últimas horas del domingo.

La zona más golpeada fue el suburbio de Garland, en Dallas, donde las autoridades confirmaron ocho muertos tras un tornado que alcanzó vientos de más de 320 kilómetros por hora.

Las autoridades de la ciudad dijeron que esta es la segunda vez desde 1950 que esos potentes tornados devastan el área.

Imágenes aéreas de televisión mostraron hileras de casas derrumbadas, mientras otras estaban sin techo o con las ventanas rotas. Unos 600 inmuebles resultaron dañados o destruidos, dijeron funcionarios.

“Vamos a revisar cada casa y cada automóvil para tratar de asegurarnos de encontrarlos a todos”, dijo el alcalde de Garland, Douglas Athas, a la cadena CNN.

Los tornados son comunes en el medio-oeste de Estados Unidos durante la primavera (marzo a junio), pero son raros durante la temporada invernal (boreal).

Otras tres personas murieron en el noreste de Dallas por causas relacionadas a las tormentas, dijo la oficina del Sheriff del Condado de Collin a la AFP.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, indicó que el noroeste de Texas enfrentaba severas condiciones invernales, con nieve y hielo causando cortes de energía, mientras la zona central del estado enfrentaba riesgos de inundaciones y el este se preparaba ante la posibilidad de nuevos tornados.

El presidente Barack Obama transmitió a Abbott sus “sinceras condolencias” por los muertos y por aquellos que perdieron sus hogares, según un funcionario de la Casa Blanca.

Nieve, hielo, inundaciones 

La tormenta provocó una inusual y fuerte nevada en el este de Nuevo México, una situación que la gobernadora Susana Martinez describió como “terrible”.

Martinez movilizó a la Guardia Nacional para ayudar en la emergencia y pidió a los residentes que se mantuvieran fuera de las rutas.

La gobernadora informó que más de 40 centímetros de nieve habían caído en algunas partes del estado, “con acumulaciones de hasta 2,4 metros, haciendo intransitables los caminos en varios condados”.

En Missouri, el gobernador Jay Nixon dijo que se registraron al menos ocho muertos en ese estado debido a las inundaciones.

“Llamo a los residentes de las áreas inundadas a permanecer alertas, a evitar los viajes si es posible y nunca conducir en rutas anegadas”, dijo Nixon.

En el vecino Mississippi, donde el gobernador Phil Bryant declaró el estado de emergencia, se pronosticaban “fuertes tormentas”, dijo la agencia de emergencia estatal.

La agencia informó de 10 muertes relacionadas con las tormentas en ese estado.

Illinois reportó cinco muertos, mientras otras ocho personas fallecieron en estados sureños antes y en el día de Navidad, incluidos seis en Tennessee.

Además, una persona murió ahogada el domingo en una zona inundada de Alabama, dijeron funcionarios locales.

El NWS pronosticó ventiscas y fuertes nevadas en el este de Nuevo México, Oklahoma y el norte de Texas, donde se prevé que finalmente comience a nevar en zonas dañadas por los tornados de Dallas.

La temperatura en Dallas el sábado, cuando comenzaron los tornados, fue de 28 grados Celsius, pero los meteorólogos dijeron que caería a cero grados este lunes en la noche.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.