¿Por qué no baja más la gasolina?

2

Santo Domingo. Durante toda la semana comercial que concluye hoy, el galón de gasolina premium estuvo saliendo de la Refinería Dominicana de Petróleo a RD$59.15 y vendiéndose al público a RD$177.00.Un comportamiento similar ha tenido la gasolina regular. Ambas categorías de gasolinas llegan al público consumidor con aproximadamente un 200% más cara que a como son despachadas por la Refinería.

Impuestos, márgenes de comercialización y comisión de transportistas se encargan de cambiar la ecuación de precios de los combustibles. En la cotización actual de las gasolinas, el costo de paridad de importación es sólo una tercera parte del precio final que paga el público.

Combustibles

Impuestos superan precio de paridad

En los dos tipos de gasolinas que se comercializan en el mercado dominicano, los impuestos cargados por galón superan el llamado precio de paridad de importación, que es el valor al que salen de la Refinería Dominicana de Petróleo los diferentes hidrocarburos.

En términos contables, el precio de paridad representa el costo de venta de la Refinería, por lo que el monto asignado a cada derivado de petróleo incluye los beneficios de la empresa.

Si no existieran impuestos de por medio, la diferencia entre el precio de paridad de importación y el final que paga el público, la diferencia mayor en el caso del combustible más caro, la gasolina premium, sería de RD$36.50.

Los márgenes de comercialización de los distribuidores, detallistas y la comisión de los transportistas suman, en el precio actual de la gasolina premium, RD$38.63 por cada galón. Pero el gran salto está dado por los impuestos cargados, que en el caso de este combustible, es de RD$81.32. Este monto está compuesto por RD$71.85 establecido en base a la Ley 112-00 de Hidrocarburos, y RD$9.47 por el impuesto ad valorem fijado por la Ley 405-06 de Reforma Fiscal.

En el precio vigente hasta hoy para la gasolina premium, el costo de paridad por galón es de RD$59.15 y el de venta final al público es RD$177.00. De la Refinería al público, los impuestos y los márgenes y comisión le agregan un 199.23 por ciento del valor que finalmente paga el público.

En el caso de la gasolina regular, la situación es similar. Al día de hoy, el precio paridad de importación es de RD$53.88 y el de venta al público es RD$159.60. El fisco y los distribuidores y transportistas le agregan RD$105.72 por cada galón, equivalente a un 196.21 por ciento.

La influencia también se da para los dos tipos de gasoil que se comercializan en el país, aunque en menor dimensión, debido a que el nivel impositivo es menor que en las gasolinas. Los impuestos generan la mayor parte de la diferencia de precio que se genera en el trayecto de la Refinería a las estaciones de expendio.

En el caso del gasoil regular, cuyo precio de paridad es hasta hoy de RD$52.71 y el de venta, RD$119.00, el público paga un costo en las estaciones superior en un 125.76% a como sale de la Refinería de Petróleo. La carga de impuesto es de RD$36.50 por galón. En el tipo óptimo, la carga impositiva es de RD$45.58 y la diferencia entre el precio de paridad y el de venta es de 131.4%. Los combustibles, excepto los destinados a generación eléctrica, están gravados por dos leyes impositivas, una que creó un impuesto específico, que se aplica en base a volumen, y otra que grava el valor.

Rendimiento impositivo del ad valorem se reduce

Por la característica ad valorem, los ingresos del Gobierno basados en el impuesto creado por la ley 495-06 han estado bajando su rendimiento, porque los precios internos de los hidrocarburos han estado disminuyendo. No obstante, los impuestos específicos se mantienen como un gran componente del costo de los combustibles. En el caso actual de la gasolina premium, los impuestos superan en un 21.47% (RD$81.32 versus RD$59.15).

Por Héctor Linares/ El Caribe 

Regalanos un Like!!!

2 Comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.