Los obispos dominicanos envejecen; dos tercios pasan de 74 años

2

La decisión del Papa Francisco de aceptar la dimisión del arzobispo metropolitano de Santo Domingo, Nicolás de Jesús López Rodríguez, no es sorpresa, pues el Cardenal, quien conserva éste último cargo de por vida aunque en condición de Emérito, está por cumplir 80 años y, de acuerdo con los procedimientos internos de la Iglesia Católica, al cumplir 75 años debe poner su cargo a disposición.

Captura de pantalla 2016-07-11 a las 19.14.36Lo que puede ser una sorpresa es la designación de monseñor Francisco Ozoria Acosta como arzobispo metropolitano de Santo Domingo. Con su designación, Ozoria asume tres ascensos en uno: pasa de Obispo a Arzobispo, además de que el Arzobispado que le asignaron es Metropolitano.

La Arquidiócesis de Santo Domingo es la sede de una provincia esclesiástica, lo que le da a su titular la condición de Arzobispo Metropolitano. En República Dominicana solo hay dos Arzobispados Metropolitanos: el de Santo Domingo y el de Santiago.

Un tercer ascenso para Ozoria es el de Obispo Castrense con rango de General, pues esa es una atribución del Arzobispado Metropolitano de Santo Domingo, de acuerdo con los términos del Concordato.

Se pensaba que el sustituto de López Rodríguez sería el obispo auxiliar de Santo Domingo Víctor Emilio Masalles Pere, pero aparentemente su línea de pensamiento no es tan coincidente con la del Papa. Masalles es de una línea conservadora, de condena a las manifestaciones homosexuales, por ejemplo, en momentos en que su Santidad ha hecho pronunciamientos tendentes a la tolerancia.

Además, el propio López Rodríguez tampoco dio muestras de tener un preferido para sustituirlo, pues de haber sido así, podría hacer uso de la facultad que le da la Iglesia para solicitar al Papa un Obispo Coadjutor, un prelado que tiene las mismas funciones que el Obispo Auxiliar, pero con el derecho de sucesión a la sede episcopal cuando quede vacante.

El Obispo Coadjutor es designado a petición del obispo de la diócesis o por el propio Papa. El arzobispo López Rodríguez nunca solicitó un obispo coadjutor para sucederlo.

Más eméritos que jóvenes

La salida de López Rodríguez del Arzobispado de Santo Domingo deja vacante el Obispado de San Pedro, pues desde allá viene su sustituto. También está vacante el Obispado de Baní, Peravia.

Los obispos eméritos no son elegidos, sino que cuando llegan a la edad de 75 años presentan su dimisión y se quedan con esa investidura, pudiendo seguir a cargo de la Diócesis hasta que el Papa acepte su dimisión definitiva. La condición de Obispo Emérito se conserva de por vida y se le preservan ayudas de su antigua Diócesis.

En República Dominicana hay actualmente 19 obispos, de los cuales seis son eméritos, serán ocho con la entrada de López Rodríguez y la del obispo auxiliar de Santo Domingo, Amancio Escapa Aparicio, quien también presentó su dimisión y le fue aceptada por el Papa Francisco.

De esa forma la lista de obispos eméritos es completada por José María de Jesús Moya (San Francisco de Macorís), Ramón Benito de la Rosa y Carpio (Santiago), Antonio Camilo González (La Vega), Pablo Cedano Cedano (Santo Domingo), Rafael Leonidas Felipe Núñez (Barahona) y Fabio Mamerto Rivas (Barahona).

En tanto que los arzobispos metropolitanos ahora son monseñor Freddy Antonio de Jesús Bretón Martínez, de Santiago, y el recién designado Ozoria en Santo Domingo.

Obispos Diocesanos

Con la salida de Ozoria de la Diócesis de San Pedro de Macorís el próximo 4 de septiembre de manera formal, quedarán solo siete Obispos Diocesanos activos, mientras se requerirán por lo menos tres en lo inmediato para llenar vacantes actuales y tres más próximamente (San Juan, La Altagracia y San Francisco de Macorís), toda vez que sus titulares tienen entre 74 y 75 años de edad, por lo que pronto también han de dimitir para pasar a ser Eméritos.

Los Obispos Diocesanos actuales son José Dolores Grullón Estrella (San Juan), Gregorio Nicanor Peña Rodríguez (La Altagracia), Diómedes Espinal de León (Montecristi), Julio César Corniel Amaro (Puerto Plata), Fausto Ramón Mejía (San Francisco de Macorís), Andrés Napoleón Romero Cárdenas (Barahona) y Héctor Rafael Rodríguez Rodríguez (La Vega).

Sobre los Obispos Auxiliares se mantienen activos Valentín Reynoso Hidalgo (Santiago) y Masalles Pere (Santo Domingo).

De esos 19 prelados 12, es decir, casi dos tercios, pasan de 74 años de edad de los cuales nueve tienen entre 75 y 84 años.

Solo siete de los prelados tienen edades entre 49 y 69 años. La designación de los obispos es una facultad exclusiva del Papa.

Fuente: ElDinero.

Regalanos un Like!!!

2 Comentarios

  1. Ojalá lleguemos al punto donde no haya más sucesores. A ver si dentro de algunas generaciones nos liberamos de esta plaga de la iglesia católica.

  2. Corrección. El Obispo de La Vega, Hector Rafael Rodriguez, no es diocesano. Es Religioso, perteneciente a una congregación llamada Misioneros del Sagrado Corazón(MSC) mísma a la que pertenecía el Padre Emiliano Tardif(MSC)

Participa en el debate, deja un comentario.