La obsesión con las nuevas tecnologías, Internet y las redes sociales parece no tener límites. Al menos así lo demuestra el caso de una madre que mientras daba a luz a su hijo twitteó lo que ocurría en el parto en 104 oportunidades.Leer el resto del contenido

Compartir