Carrera del boxeador Joan Guzmán en peligro: Dio positivo en examen antidopaje


El ex doble campeón mundial Joan Guzmán sería sancionado en las próximas horas por la Comisión del Estado Atlético de Nevada, luego de que el examen antidopaje realizado en su última pelea arrojara un resultado positivo en Furosemida.

Según investigó ESPNDeportes.com este diurético (furosemida), es una sustancia prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje (World Anti-Doping Agency, WADA), y conlleva una gran suspensión ya que ha sido utilizada por grandes atletas para encubrir otros medicamentos no permitidos en las competencias deportivas.

El invicto peleador de la República Dominicana dio positivo en una prueba antidopaje que se le realizara el pasado 11 de diciembre para su enfrentamiento contra el norteamericano Jason Davis (11-7-1), en la ciudad de Las Vegas, según explica el periódico local Las Vegas Review Journal.

Guzmán, un ex monarca de los pesos supergallo y ligero junior de la Organización Mundial de Boxeo, noqueó en dos rondas a Davis, luego de casi un año sin ver acción, pero recibió duras críticas por presentarse al pesaje con un sobrepeso de 4.5 libras, pero el séquito de su oponente decidió echar hacia delante el combate.

Según los informes del diario norteamericano, el único boxeador dominicano en reinar en dos divisiones podría perder el 2011 completo “&y más”, ya que sus últimos encuentros en este escenario han sido conflictivas.

El aún invencible peleador caribeño ha tenido su peor rival durante 12 años en el profesionalismo en el peso, teniendo que renunciar a sus dos coronas universales y peor, dejando de ganar otras.

El 13 de septiembre del 2008 en Biloxi, Mississippi, Guzmán iba de favorito ante el campeón ligero indiscutido –por tres organismos–, Nate Campbell, pero en la balanza oficial estuvo por encima y tras un esfuerzo inhumano por rebajar su físico quedó a 3.5 libras del límite y con una deshidratación aguda que le dejó interno en un hospital, frustrándose el encuentro y dejando grandes pérdidas económicas a los organizadores.

Campbell decepcionado, arrojó un diluvio de insultos sobre la “profesionalidad” del dominicano, pero en su siguiente defensa perdió la corona en el pesaje, el 14 febrero de 2009.

Otro triste episodio protagonizó Guzmán el 27 de marzo en Las Vegas, Nevada, donde en pelea de revancha ante el africano Ali Funeka (30-3-3, 25KOs.), con el vacante título ligero de la Federación Internacional de Boxeo en juego, subió a la báscula con 9 libras por encima de la división, descalificándose para obtener la corona. Venció a Funeka, pero no pudo ganar el cetro. A propósito, Funeka fue suspendido por 9 meses tras dar positivo en el examen antidoping, en ese encuentro.