Santo Domingo. Suerte que pararon a tiempo porque hubo uno de ellos que dijo que no descansaría hasta que matara al otro, pero luego de la intervención de unos vecinos lograron calmarlo.



Entérate más:  Un 7,5% de la población mundial habla español