Una situación crítica viven moradores de distintos barrios de esta ciudad, tras el desbordamiento de los ríos Nigua y Yubaso.



Entre las personas corre la versión de que el río habría arrastrado a por lo menos cinco niños, que aún están desaparecidos.

La crecida del río inundó el barrio Jeringa, Zona Verde, la urbanización Montás hasta Supermercados La Sirena y Barrio Nuevo, en el sector Madre Vieja.



Debido a la situación, las autoridades se vieron precisadas a cerrar el tránsito por los dos puentes principales de la ciudad, ambos en el sector Madre Vieja.

Cientos de casas están anegadas y sus habitantes han debido desplazarse en busca de socorro hasta otras zonas.


Imagen de Yovanny Zapata

Fuente 7dias.com.do

Entérate más:  Continúa ola de calor, la Onamet recomienda usar ropa ligera