Toda la región de Kamchatka, al este de Rusia, comenta la heróica hazaña de un ex policía que cubrió una granada con su cuerpo para salvar a otros.



Todo pasó rápidamente: un desconocido intentó entrar sin permiso a la unidad habitacional de submarinistas Vilúchinsk. Para distraer al guardia, el hombre sacó una granada y la lanzó debajo de las ruedas de un coche que se acercaba, mientras alrededor había mucha gente reunida.

El padre de 5 hijos, Valeri Zolochévski, manejaba el auto y sin pensarlo salió del coche para cubrir con su cuerpo el explosivo. “El conductor del coche, un ex policía, saltó fuera y cubrió el mortífero objeto con su cuerpo”, dijo la portavoz del Ministerio regional del Interior.



Afortunadamente, resultó que la granada era de instrucción, aunque se parecía mucho a las de combate.

«Cuando me aseguré de tener controlada la granada, ayudé a detener al hombre, luego entramos en el puesto de entrada y hundí el pasador de seguridad del artefacto. Creo que cada persona haría lo mismo en mi lugar”, dijo Valeri Zolochévski.

Entérate más:  Llegó tres minutos tarde a su trabajo y la despidieron

La conducta tan agresiva del sujeto fue explicada por él mismo a la policía. Según él tenía prisa por acudir a una cita de amor dentro en la zona.

actualidad.rt.com