Dice el vocero de la Presidencia que las protestas buscan dividir al PLD

Santo Domingo.El Gobierno entiende que entre una amalgama de buenos sentimientos en los movimientos de protestas, de gente que está preocupada por la justicia y una serie de cosas, también se filtra el elemento político de hacer ajustes de cuentas temprano con el expresidente Leonel Fernández, porque podría ser candidato presidencial en el 2016.

El vocero del Gobierno, Roberto Rodríguez Marchena, aseguró este martes que algunos sectores dentro de las protestas están desesperados y persiguen instrumentalizar en este proceso su objetivo de dividir al Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

No obstante, el vocero de prensa de la Presidencia afirmó que el presidente Danilo Medina ve con mucha serenidad estas “protestas sectoriales” y no las ve conspirativas, sino que forman parte del proceso democrático con su diversidad de opiniones.

“Todo esto resulta entretenido, pero también estamos advertidos de los propósitos”, indicó

Rodríguez Marchena dijo que hay muchos que piden meter presos a determinados funcionarios a quienes acusan del déficit fiscal, pero con eso no se dinamiza la economía.

“Está el déficit del gobierno, que preocupa al presidente Danilo Medina, pero, sobre todo, le pone mucho énfasis al déficit de las familias y los negocios de la República Dominicana y que necesita elevar sus ingresos”, explicó.

Dijo que “no es extraño para la familia dominicana vivir con déficit y tienen que buscar prestados y eso es lo que debemos mejorar como gobierno”.

“Ahí se ve la perversidad del propósito cuando se pide meter preso a alguien por déficit fiscal y cuando tú lo analizas eso no tiene ningún impacto económico”, expresó Marchena al ser entrevistado en el programa A Diario, por Cristhian Jiménez y Geomar García.

Rodríguez Marchena justificó la posición de esos sectores contrarios al PLD, señalando que “han perdido cinco procesos electorales y entiendo que quieren minar la unidad peledeísta”.

Agregó que “ya se verá lo que va a pasar con esto, pero sabemos que en todo esto hay mucha pasión”.

Sobre el servicio exterior manifestó que el presidente Medina inició algunos cambios. Sin embargo, entiende que la Navidad no es el mejor momento para realizar los cambios drásticos y reducción en el servicio exterior.

“No es un juego la reestructuración del servicio exterior, toma su tiempo y la designación de un embajador debe ser correcta y eso toma su tiempo”, expresó.

Publicado por el periodista Alberto Caminero en El Nacional 

Regalanos un Like!!!