Una periodista pide a la JCE frenar discriminación contra las mujeres de pelo rizo


La periodista Greysis de la Cruz, exhortó a la Junta Central Electoral (JCE) instruir a su personal de los centros de cedulación del país, a fin de detener prácticas discriminatorias en contra de las mujeres dominicanas que acuden a cambiar su documento de identidad con cabello rizado.

Greysis de la Cruz

“El 80% de las mujeres dominicanas tenemos el cabello rizado, es irracional que se les exijan pasarse el blower para poder obtener el documento”. Afirmó.

Consideró que siendo la JCE garante de la identidad del pueblo dominicano debe permitir que la imagen real de la mujer dominicana no sea vulnerada.

“Este país es uno de los pueblos afrodescendientes de mayor mezcla de culturas, este tipo de manifestación negativa en contra de las mujeres dominicanas, por su condición racial o étnica es una vergüenza”. Insistió.

Exhortó al presidente de la JCE, Roberto Rosario a instruir a su personal a ofrecer un buen trato a las mujeres y reflexionar sobre lo que significa que una institución como la que dirige exija a las mujeres, que rompan el patrón natural de sus cabellos solo para complacer un prejucio social, que es violatorio de la constitución dominicana, que expresa que: “todas las personas sin importar su condición deben recibir las mismas atenciones y trato de las instituciones, de las autoridades y demás personas, y gozan de los mismos derechos, libertades y oportunidades”.

Reveló que algunas mujeres con cabello natural que han acudido los centros de cedulación, los empleados les dicen que hasta que no cambien ese “greñero” al referirse a sus cabellos, no podrán obtener su documento de identidad y electoral.

Citó el caso de la periodista Gisela Paredes, que al momento de acudir a cambiar su documento le dijeron que sus “cabellos no caben en la cámara” y tuvo que plantarse por casi tres horas a protestar para lograr obtenerlo.

Consideró que la JCE debe educar a su personal sobre el aporte africano a la dominicanidad para que fomente el robustecimiento de la identidad social y cultural del pueblo.