Tony Peña: “Perdimos una batalla, no la guerra”


República Dominicana perdió su racha de 11 juegos ganados consecutivos en Clásicos Mundiales de Béisbol al caer el lunes ante Puerto Rico 3-1, pero su mánager Tony Peña asegura que el equipo se repondrá, porque “se ha perdido una batalla, no una guerra”.

En un tenso partido en el estadio Petko Park de San Diego (California), los boricuas tomaron desquite de la derrota en la final del pasado Clásico 2013, y se llevaron una victoria importante en el arranque de la segunda ronda del torneo.

Un jonrón de Yadiel Molina en sexto inning y jugada clave del jardinero Eddie Rosario al facturar un doble play con fantásticos tiro al plato, fueron las claves del partido.

“El primer inning fue crítico. Teníamos las bases llenas sin out y no anotamos. Si hubiéramos anotado par de carreras en esa entrada las cosas hubieran sido diferentes para nosotros”, dijo el mentor Peña.

“Esa jugada en el plato fue decisiva”, puntualizó Peña. “Pero les puede asegurar a todo el pueblo dominicano que perdimos una batalla, no la guerra. Dominicana sigue en la pelea”.

“Sabíamos que en algún momento íbamos a perder esa racha de victorias seguidas, pero el equipo está compuesto por seres humanos, no por máquinas. Ahora sólo nos queda levantarnos y hacer lo que sabemos hacer”, añadió.

El mánager dominicano le dio crédito al trabajo del receptor boricua Yadiel Molina, tanto guiando a sus pitchers como a la ofensiva.

“Yadiel es Yadiel y todo el mundo lo sabe. Hoy mismo es uno de los mejores receptores de las Mayores, y su presencia en un juego es clave en cualquier equipo”, reconoció Peña.

Acerca del pobre rendimiento de algunos de sus estelares, como Adrián Beltré y Robinson Canó, el mánager destacó que no haría cambios en su alineación.

“No haré cambios en mi ‘lineup’ ni tampoco voy a sacar a un pelotero porque esté algo mal”, indicó. “Son profesionales, y si voy a perder, voy a perder con los mejores”.

Expulsado del partido en el octavo inning al protestar airadamente un conteo del árbitro principal, Peña se limitó a decir “no voy a hacer comentarios sobre los árbitros”.

“Como le dije a mis muchachos al acabar el partido. No vinimos aquí a ganar invictos, vinimos a ganar el torneo”, reiteró.