Los testimonios son escalofriantes


Santo Domingo. Nuevamente, más de una decena de mujeres que ya están depositando querellas en la Fiscalía del Distrito, cae en las manos de un centro estético no habilitado para realizar procedimientos invasivos. Esta vez se trata de Stefani Stetic, clausurada por Salud Pública hace unas dos semanas.

Los testimonios narrados el grupo son escalofriantes, todo por hacer realidad promesas de belleza sin bisturí.

Las pacientes en promedio pagaron unos 60 mil pesos por un proceso que debía ser no invasivo, o sea, según el diccionario de la Real Academia Española, sin ningún tipo de penetración en el cuerpo mediante una incisión en la piel o la introducción de un instrumento o material extraño al organismo.

Indican en el reportaje del Informe con Alicia Ortega que la doctora Pamela Stefani está casada con un hijo del ex vicepresidente de la Suprema Corte de Justicia, Rafael Luciano Pichardo.

El Ministerio de Salud Pública ha pasado el caso a manos de la Procuraduría General, institución que realizó un allanamiento al día siguiente del cierre del centro estético.