Los restos del Poeta Pedro Mir, ahora reposan en Puerta del Cielo


Santo Domingo. Los restos de Pedro Mir, declarado Poeta Nacional por el Congreso Nacional en el año 1984, reposaban en el cementerio Cristo Redentor y fueron trasladados hasta Parque Cementerio Puerta del Cielo.

El trasladado se da Al conmemorarse el 17º aniversario del fallecimiento, luego de la petición expresada por sus familiares de que fueran llevados a dicho camposanto.

El pasado viernes 7 de julio, el ministro de Cultura, Pedro Vergés había expresado su apoyo a la decisión de los familiares del poeta de trasladar los restos de este a su nueva morada.

Como una muestra de ese respaldo, Vergés visitó el martes al mediodía la casa del fenecido poeta, ubicada en la calle Pina número 53, de la Ciudad Colonial, en donde el autor de “Hay un país en el mundo” vivió junto a sus padres, durante dos etapas históricas.

El traslado de los restos, realizado el martes 11 de julio, fue encabezado por Celeste Mir y Geraldine Mir, hijas del fenecido poeta; acompañada de su esposo Francisco Núñez, Patricio Ortiz, hijos y nietos, así una como de una comitiva del Ministerio de Cultura.

En su intervención en la actividad, Vergés expresó: “yo fui amigo y soy amigo de Pedro Mir, y reconozco su extraordinaria personalidad”.

El ministro de Cultura definió a Pedro Mir como: “un ser extraordinario, inteligente, dueño total de las palabras y gran conocedor de nuestro idioma”.

“Admiro a Pedro Mir, porque soy dominicano, y porque él nos hace sentir orgullosos de la República Dominicana”, puntualizó Vergés.

En la actividad estuvo presente una representación de miembros del Comité Amigos de Pedro Mir para la celebración de su natalicio, encabezada por la presidenta, Verónica Sención, quien, manifestó su satisfacción de poder acompañar al poeta hasta su nueva morada.

Por su parte, Celeste Mir, en nombre de la familia, agradeció la presencia del ministro Vergés; del viceministro de Educación, Luis de León; y de Iván Grullón, rector Magnífico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), quien también pronunció unas palabras en el solemne acto.

Del mismo modo, expresó su agradecimiento a los miembros del Comité de Amigos de Pedro Mir para el Centenario de su Nacimiento, por el apoyo ofrecido y a la administración del Parque Cementerio Puerta del Cielo por abrazar y salvaguardar los restos de su padre en un lugar más seguro y de mayor acceso para el pueblo dominicano.

“Mi padre compartió su vida con la justicia social y con las causas de los más desposeídos”, indicó Celeste.

De su lado, el catedrático Nino Feliz dio lectura al poema titulado “Diálogo con Pedro Mir”, para continuar con la lectura ininterrumpida del poema “Hay un país en el mundo”, a cargo de familiares del poeta, del ministro Vergés, funcionarios del gobierno, invitados especiales y miembros del Comité Amigos de Pedro Mir.

El acto concluyó con un emotivo acto de apertura de la Plaza Pedro Mir, construida en homenaje póstumo a su legado.

Pedro Mir nació en San Pedro de Macorís, el 3 de junio de 1913, y falleció en Santo Domingo, el 11 de julio del 2000, dejando una huella profunda en la sociedad dominicana, debido a su calidad humana.

En el universo literario, logro trascender las fronteras, por lo que un ejemplo ilustre lo constituye su poema universal titulado “Hay un país en el mundo”, escrito en el año (1949).