Foto: Diario Correo.

El próximo celular premium de Apple, informalmente conocido como iPhone 8, costará alrededor de US$999, según The New York Times.

Foto: Diario Correo.

El periódico dice que los cambios más notorios serán nuevas y actualizadas versiones de los celulares, incluyendo un modelo que oscilará en ese precio, según fuentes al producto y que han pedido permanecer en el anonimato. El Times también refuerza la creencia de que el teléfono no tendrá biseles.

El reporte sugiere que el iPhone 8 será capaz de desbloquearse por medio de reconocimiento facial y se podrá cargar su batería por medio de inducción magnética, algo similar al Apple Watch y que se ha reportado en varias ocasiones por múltiples fuentes.

Apple no dio comentarios al Times y en general la compañía de Cupertino ha permanecido en silencio con relación al iPhone 8 y los productos que podría lanzar durante lo que queda del año.

El iPhone 8 servirá para celebrar los diez años del producto, y aunque se le ha llamado así, simplemente, también, existe la creencia de que Apple podría nombrarlo iPhone Pro, iPhone X, iPhone Edition o simplemente iPhone, informó Cnet.

Pero lo más importante es la tecnología que tendrá el celular. Como el Times ya adelantó, se cree que este iPhone perderá casi todos sus biseles para dar espacio a una pantalla OLED de 5.8 pulgadas. Al no haber espacio para un botón frontal, Touch ID desaparecería del celular para dar espacio a una cámara frontal con capacidad de reconocer el rostro de usuarios a una millonésima de segundo.

En cuanto al diseño, se espera un cuerpo de vidrio al frente y atrás, con un marco de metal que bien podría ser acero, con aires de familia al iPhone 4 y iPhone 4S. La capacidad rumorada es de entre 128GB y 512GB. El puerto seguiría siendo Lightning pero el conector a la pared cambiaría a USB Tipo C, entendible porque las MacBook más recientes tienen ese tipo de puerto.

En cuanto a fechas, el rumor más reciente apunta a una presentación el 12 de septiembre y la puesta a venta a partir de 22 de septiembre. El lado negativo es que se espera escasez en la disponibilidad, con entre 2 y 5 millones de unidades para todo 2017.