Exdirector de la OMSA es acusado de integrar una red criminal y corrupción


La Fiscalía de Santo Domingo acusa al exdirector de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), Manuel Rivas Medina, de integrar una red criminal para cometer actos de corrupción, prevaricación y asesinato en perjuicio del Estado y del abogado Yuniol Ramírez Ferreras, por lo que pide que el caso sea declarado complejo.

En la solicitud de medida de coerción en la que se le acusa de asociación de malhechores para cometer asesinato, prevaricación, coalición de funcionarios y corrupción administrativa, se indica que Rivas Medina, fue quien instruyó al empresario Eddy Santana Zorrilla pagar RD$4 millones a Ramírez Ferreras para que retirara una acción que el abogado había interpuesto en el Tribunal Superior Administrativo (TSA).

Indica el periódico Diario Libre que aunque en la instancia de solicitud de imposición de un año de prisión preventiva a ser cumplida en La Victoria a Rivas Medina, José Mercado Blanco, “El Grande”, el coronel Faustino Rosario Díaz y Argenis Contreras González (prófugo), se señala que Santana Zorrilla, suplidor de la OMSA, fue la persona que entregó el dinero, y se puso en contacto en varias ocasiones con el abogado y catedrático de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), pero no figura como imputado en el caso.

El coronel Rosario, según el Ministerio Público, fue quien llevó a Contreras González, asistente personal del director de la OMSA, para que fuera con el empresario Santana Zorrilla a una estación de combustibles de la avenida Rómulo Betancourt y ser testigo de la entrega de RD$1.0 millón al occiso como adelanto de lo acordado.

El resto del dinero se le daría luego de que retirara la demanda en el TSA, cuya audiencia estaba programada para un día después del asesinato de Ramírez, el 12 de octubre. La Fiscalía dice que el hoy occiso le había comunicado a Santana Zorrilla, en una reunión que sostuvieron en el restaurante de Jardines del Embajador, que retiraría la demanda si le entregaba la suma de RD$4.0 millones, RD$ 2 millones supuestamente para las personas que le mandaron a introducir la demanda y RD$2 milones para él y su equipo.

En la solicitud de declaratoria de caso complejo, la Fiscalía escribe que “de por sí las investigaciones relativas a hechos que impliquen asesinato por sicariato” resultan ser complejas, y que en este caso, las agencias del Estado se encuentran analizando una gran cantidad de informaciones, por tratarse de una criminalidad organizada.

Describe que por la gravedad del hecho, “organizado por un funcionario público”, es necesaria la adopción de la medida, ya que se podría corroborar de forma más fehaciente la comisión delictiva, pudiendo hallarse instrumentos y elementos que clarifiquen los hechos.

Hallan arsenal

Tres días después de que el profesor universitario fuera encontrado muerto en un arroyo de Santo Domingo Oeste, las autoridades realizaron varios allanamientos. Uno de ellos fue en la residencia del prófugo Argenis Contreras. Ahí encontraron un arsenal en donde ocuparon una pistola Smith and Wesson calibre 9 milímetros con su cargador; una escopeta calibre 12 milímetros con 38 cartuchos; piezas de rifles. También encontraron en el lugar uniformes militares y varios carnet de Interior y Policía a nombre Argenis Contreras.

Ayer las autoridades hallaron la camioneta en la que según “El Grande” habrían raptado y matado a Yuniol Ramírez. El vehículo, marca Ford, azul marino y de una cabina y media, fue dejada abandonada en una calle poco transitada del sector Los Cerezos en Manoguayabo, zona cercana a donde habrían encontrado el cuerpo del abogado.