Tuvo sexo con varios de sus alumnos y todo quedó registrado en Snapchat


EEUU. La Policía de Beaumont, California, investiga el video en el que puede verse a una maestra de secundario vestida tan solo con una camisa y su ropa interior y un grupo de menores, mientras beben alcohol. Se trata de Samantha Lee Ciotta, 32 años, casada y con dos hijos, quien tiempo atrás ya había sido detenida por la Policía de esa ciudad por haber mantenido relaciones sexuales con uno de sus alumnos.

De confirmarse el contenido de la grabación emitida en Snapchat por una de las víctimas en agosto pasado, la situación de Ciotta se complicaría sobremanera, luego de que fuera apresada el 20 de septiembre por haber tenido sexo oral y penetración con un estudiante de 14 años de la Beaumont High School, durante meses.

Otro estudiante, que no participó de los tríos sexuales encabezados por la profesora, vio la historia en Snapchat y preguntó a uno de sus protagonistas si la mujer que aparecía en las imágenes era “Mrs. Ciotta”. “Sí, hermano… Hemos estado follándola y teniendo tríos las últimas semanas (en su casa)”, de acuerdo a los documentos registrados en la corte de esa ciudad californiana.

Otro de los menores que participaron de ese vínculo sexual y que aparecen en el video emitido en Snapchat confirmó a un adulto la identidad de la mujer involucrada y señaló que sería fácil para los investigadores agrupar pruebas si se visualiza el teléfono de Ciotta. “Si la Policía tiene su teléfono, entonces la descubrirán”. Al parecer, el smartphone de la maestra tiene material de alto contenido erótico que involucra a sus alumnos.

Una de sus víctimas, con quien mantuvo relaciones desde hacía dos años, cuando éste tenía 14, era un “rebelde” dentro de la institución y Ciotta se había comprometido a revertir la conducta indisciplinada del alumno. El niño, cuya madre había muerto, su padre estaba en prisión y vivía con una familia sustituta, era controlado bien de cerca por la profesora. Finalmente comenzaron un vínculo prohibido e ilegal a espaldas del esposo de la docente.

Pero a medida que el joven tenía problemas en su  casa, Ciotta lo defendía más y más. Incluso le regalaba iPhone y ropa nueva.

Indica el sitio Infobae.com que la familia que le daba vivienda y un hogar comenzó a sospechar del vínculo que los unía. Hasta que un miembro de la familia le preguntó al estudiante si tuvo algún tipo de contacto sexual con su maestra.

Finalmente, se comprobó que el vínculo existió. Un mes después, se conocerían las imágenes de Snapchat. El 4 de octubre su marido, Scott Ciotta, pidió el divorcio. La mujer espera enfrentarse a la corte nuevamente los primeros días de noviembre.