La historia de Little Ross: la isla “maldita” que nadie quiere comprar


Existe una pequeña isla escocesa, llamada “Little Ross”que cuenta con un gran faro y se encuentra a la venta por 325,000 libras esterlinas.

El terreno de unas 12 hectáreas se encuentra frente a Meikle Roos, en la costa sur de escocia y también cuenta con cabañas, un puerto natural y una playa.

Los compradores potenciales han sido advertidos por los agentes inmobiliarios de que deben ser avezados marineros, ya que necesitarán de su propio barco para llegar allí, o un helicóptero.

La “isla maldita”

La terrible y misteriosa historia que encierra esta isla comienza en 1960 cuando se hizo famosa por un caso de asesinato, el guardián del faro Hugh Clarke fue hallado muerto por unos turistas cuando estos visitaban la isla.

Un tiempo después todo el mundo decía que el asesino había sido su compañero y este fue condenado a cadena perpetua por el homicidio, consignó el periódico inglés Independent.

Desde entonces todos los habitantes de la isla fueron emigrando a otros lugares, ya que ocurrían cosas muy extrañas en ella.

Galbraith // Independent
Galbraith // Independent
El faro, que no está incluido en la venta, fue diseñado y construido por Alan Stevenson y fue puesto en por primera vez en 1843. Además, fue completamente automatizado desde la década de 1960. El Northern Lighthouse Board mantiene tanto el faro como la torre de observación.

Lo que sí está incluido en la venta, es una casa de seis habitaciones. La isla funciona con la energía generada por una pequeña turbina eólica y paneles solares y ya no de forma manual.

La firma de agentes inmobiliarios Galbraith ha calificado la venta como una “oportunidad única para comprar una propiedad exclusiva” que ofrece un estilo de vida alternativo como retiro o casa de vacaciones.

David Corrie, socio de la firma, dijo: “Las islas privadas rara vez salen a la venta a un precio asequible y, en particular, una con una casa habitable y propiedades adicionales”.