El ministro británico de Defensa, Michael Fallon, ha dimitido de su puesto hoy, según agencias.

Michael Fallon renunció tras admitir que su comportamiento en el pasado puede haber ‘no estado a la altura’.

Fallon pidió disculpas días atrás por “conducta inapropiada” y por sus avances sexuales hacia una periodista, en medio del escándalo que sacude Westminster y en el que podrían verse involucrados al menos 36 diputados ‘tories’.

Fallon es el político de más alto nivel incluido en la “lista negra”, aunque otros siete miembros del Gobierno de Theresa May figuran también bajo sospecha de “conducta sexual inapropiada”.

La afectada fue la periodista Julia Hartley-Brewer. Los hechos ocurrieron en el año 2002 durante una cena en la que participaban el político y la presentadora de radio.

No obstante, la periodista aseguró que no ha sido una “víctima” y enfatizó en que no desea “participar en lo que creo que ahora se ha convertido en una cacería de brujas en Westminster”.