No hay día que no llegue, ni plazo que no se cumpla. Este martes inició en una corte de Los Ángeles el caso en contra del actor mexicano Eduardo Yáñez, por la agresión al reportero Paco Fuentes en octubre.

Sin haber logrado un acuerdo extrajudicial, ni con las disculpas que ofreció el galán de telenovelas, el reportero del programa “El Gordo y la Flaca”, que presentó junto a su abogado para ratificar la acusación.


“Venimos a que se haga justicia”, dijo a la prensa Fuentes, que denunció daños físicos y emocionales.

“Nadie tiene el derecho de golpear, agredir a una persona y menos a un reportero que está haciendo su trabajo como fue mi caso”, expresó el reportero a  eldiariony.com.

Hay que recordar que Yáñez venía de una racha de problemas familiares que comenzaron cuando su hijo lo acusó de “racista” y “golpeador de mujeres”. Fueron precisamente las preguntas sobre su primogénito las que desataron la ira del histrión.

“Estoy aquí para sentar un precedente para la prensa, para que podamos trabajar sin miedo y hacer preguntas”, explicó el profesional que negó buscar un beneficio económico.

Yáñez no se presentó a la corte, estuvo representado por su abogado.