DUVERGE, Independencia.- Una escuela en construcción del Barrio San Isidro en este municipio es utilizada como motel, equipada con camas, televisor, estufas y componente, mientras los estudiantes, distribuidos en tarantines en centros cercanos al sector para poder estudiar.

Hay que ver para creer, mientras eso ocurre en la escuela Andino de Moquete, a la que apenas le falta un 20 por ciento para su terminación, tampoco el ingeniero Alejandro Nova, no paga a sus empleados hace un año.

Dolores Medrano, con 80 años, sufre por los constantes peligro a que han sido sometidos los estudiantes de San Isidro.

Señalan, además, que la escuela se construye alrededor de 16 pies por debajo del nivel de la calle, por lo que la misma inunda cada vez que llueve.

La nota de El Nacional señala que los moradores sostienen que la lucha es pacifica pero que no responden sino se les escucha.

La educadora Ángela Rocha asegura que los demás planteles mantienen una súper población al agregarles los alumnos de la escuela San Isidro.