Santiago. En apenas un año y diez días, Isaura Vásquez ha visto a sus hijos morir, todos de forma violenta, en la comunidad El Tabuco del municipio Licey al Medio.

El más reciente caso ocurrió la noche del lunes, cuando resultó muerto a tiros Ricardo Emmanuel Alba Santos, de 35 años, mientras su hermana Petronila Teresa del Carmen Alba Santos, de 44, fue herida al intentar socorrerlo.

El agresor, Francisco Javier Martínez Santana, alias (Pipe), de 40 años, residente en el barrio El Resbalón de la Chiva, supuestamente mató a Alba Santos cuando este se presentó a su casa para reclamarle por el alegado abuso sexual de su sobrina, una joven de 17 años, hija de la hermana del occiso.

Isaura Vásquez ha visto morir de forma violenta a tres de sus hijos. Ricardo Flete

El agresor impactó a la dama en el brazo derecho y otros dos en el abdomen, los cuales causaron daños en un riñón y el hígado, que le causaron una hemorragia interna.

El 9 de junio del pasado año, resultó muerto a tiros Edward Alba Vásquez, de 39 años de edad, ultimado por Frankelis Santos, en un supuesto altercado. Cuatro meses después, José Alba, de 43 años y quien se encontraba en estado depresivo por la muerte de su hermano Edward, decidió quitarse la vida.

Isaura Vásquez, la madre del occiso solo espera que la justicia haga su trabajo y condene al matador de su hijo, al que calificó como un joven tranquilo.

“Me han quitado una parte de mi vida y sin saber cómo sigue mi hija”, eran las únicas palabras que lograba pronunciar en medio del llanto, mientras esperaba el resultado de Inacif para empezar a velar el cuerpo de su vástago.

Testigos narraron que la hermana de la víctima le había dicho que el agresor violó su hija, y cuando fue a buscarlo para reclamarle por el hecho, el presunto abusador sexual la emprendió a tiros contra él.

Edward, quien murió hace un año, estaba vinculado a los grupos populares y formaba parte de una junta de vecinos, y tras su muerte varios amigos de este quemaron la vivienda donde vivía el supuesto matador.