Los precios del petróleo subieron bruscamente el lunes después de caer con fuerza el viernes, en un mercado atento a la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios a principios de diciembre.

El crudo Brent del Mar del Norte para entrega en enero cerró a 51,63 dólares en el mercado de Londres (ICE), precio que marcó un aumento de 1,21 dólares desde el cierre del viernes.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), un barril de “light sweet crude” (WTI) para entrega en enero, ganó 1,68 dólares al trepar a 60,48 dólares.

El viernes, el WTI había perdido 4,21 dólares (-7,7%), y el Brent 3,80 dólares (-6,9%), quedando ambos en su nivel más bajo desde octubre de 2017.

Durante las últimas siete semanas, el petróleo ha perdido alrededor de un tercio de su valor.