La presentadora de televisión, Lizbeth Santos, se desahogó con relación a la presión que reciben algunas figuras por actuaciones que el público considera bochornosas por el simple hecho de tratarse de “Celebridades”.

En una publicación en la red social de Instagram la integrante de Más que noticias y Párate cuestiona la ligereza con la que la gente suele juzgar lo que también hace.

En su desahogo la actriz indica que el que está libre de pecado que tire la primera piedra. Bloqueando los comentarios para que nadie pueda expresarse sobre lo manifestado en la red social de Instagram.

A continuación el desahogo de Lizbeth Santos:

“Ellas, se hicieron famosas por una cosa u otra… Ellas estuvieron todas en la cúspide de la fama… Ellas fueron admiradas, aplaudidas, fueron fantasias, fueron muy amadas… Un día el mundo noto sus debilidades y en medio de muchos escándalos, se les olvido que ellas también eran unas simples mortales… Un día una cayo en depresión, otra se divorcio, otra se emborracho, otra se emperico y a otra la grabaron haciendo su mejor posición… Oh señor! ? Se armo la explosión, sucedió lo imperdonable… MOSTRARON SUS DEBILIDADES… Ay que mundo tan mezquino! dijo un día un lindo niño…

Que ligereza criticar y juzgar lo que tu también haces, lo que en alguna ocasión te ha pasado pero ha quedado tapado porque solo eres “Fulano” y a nadie le ha importado…

Parece que la gente siempre va a necesitar a alguien a quien odiar, en quien hacer despliegue de todas sus inseguridades, vivir precariamente a travez de alguno todas tus necesidades, aquellas que pudieras satisfacer si no estuvieras de espectador detrás de tus cristales, a mirar la vida del otro “desde tu palco”, desde tu vision, desde tus faltas, desde tus vacios, desde tus inseguridades…

Regularmente los que mas tiran son los peores, los falsos aduladores, los mas corrompidos, los mas malhechores…

Hay que tomar en cuenta que algunos aprendimos a gatear en gravilla, a caminar sobre espinas, a correr sobre vidrios y a bailar en torbellinos … Y con los indestructibles por mas que usted tire nunca lograra herirles…

Recuerde que la vida es un ping pong y cuando no le das tu le doy yo, que en esta ruleta estamos todos, que cada uno tiene su numero y en algún momento te tocara tu turno.

Ruge la fucking Leona!! Ah!! Y antes que se me olvide… El que este libre de pecado que termine de tirar la bendita piedra!”