Islamabad, Pakistán. Un indio que afirmaba haber entrado ilegalmente en Pakistán para encontrarse con una mujer que había conocido en las redes sociales y que acaba de pasar seis años en la cárcel por espionaje regresará a su país este martes, anunciaron las autoridades paquistaníes.

Hamid Nehal Ansari, quien ingresó en 2012 en territorio paquistaní desde Afganistán, había sido condenado en 2015 a tres años de cárcel por espionaje y falsificación de documento, después de haber permanecido tres años de prisión preventiva.



En el tribunal de Peshawar, donde se celebró su juicio, declaró que había venido a reunirse con una paquistaní a la que conoció en Facebook, dijo a la AFP su abogado Qazi Muhammad Anwar.



Pero la policía, que le esperaba en casa de esa mujer, situada en Kohat (norte), lo arrestó, prosiguió Anwar.

«Ansari fue liberado de la prisión hoy a las 07H25 [02H25 GMT] y está ahora en Lahore para cruzar la frontera con India», declaró el abogado.

Entérate más:  Raphy Pina podría perderse la celebración del primer año de su hija Vida

Lo esperan por la tarde en el puesto fronterizo de indopaquistaní de Wagah, a una media hora de Lahore (este), dijo a la AFP un funcionario del ministerio paquistaní de Relaciones Exteriores.

Las autoridades indias confirmaron esta información.

«Es un gran alivio, sobre todo para la familia [de Ansari], que se terminen seis años de encarcelación de un civil indio en una prisión paquistaní», reaccionó el ministerio indio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

India y Pakistán, que libraron tres guerras desde su partición en 1947, en el momento de la independencia del Reino Unido, mantienen unas relaciones diplomáticas tumultuosas.