Veinte niños resultaron heridos con un martillo, cuatro de ellos con fractura de cráneo, al ser agredidos el martes por la mañana en un colegio de Pekín por un hombre que fue detenido, anunciaron las autoridades locales.

El ataque, producido a las 11H17 (03H17 GMT), fue violento pero la vida de los alumnos no está en peligro, indicó en rueda de prensa Wang Shaofeng, alcalde del distrito de Xicheng, donde se produjo el hecho.

Los menores fueron hospitalizados, mientras que el autor de la agresión fue detenido en el lugar de los hechos, precisó.

Se trata de un agente de mantenimiento de 49 años, empleado por la escuela. Su contrato de trabajo acababa a fines de enero, y el centro escolar le buscaban un nuevo empleo.

Para “expresar su descontento”, se apoderó de un martillo para golpear a los alumnos cuando éstos estaban en clases, precisó Wang.

En el pasado en China ya se produjeron ataques de este tipo a establecimientos escolares.

El más reciente se produjo en noviembre de 2018, cuando un joven de 20 años mató a un estudiante e hirió a otros nueve, así como a dos profesores, en una escuela técnica de Yunan.

En abril de 2018 un hombre armado con un cuchillo mató a nueve colegiales e hirió a 12, cuando volvían a sus casas, en el norte de China. El hombre, que ha sido luego ejecutado, actuó por venganza tras haber sido objeto de burlas cuando estudiaba en la escuela de las víctimas.