Nos rodeamos de gente con la que estamos de acuerdo y seguimos solo a quienes refuerzan nuestra postura ante la vida. Pero aun así, siempre nos vamos a encontrar con alguien que nos lleve la contraria.

Sin embargo, escuchar no está de moda. Aquí van unos cuantos consejos para que tu opinión sea escuchada aún con el peor de los interlocutores

4Combina argumentos racionales y emotivos

Una vez que tengas el control de la situación y conozcas las posturas de ambos lados, es el momento de contraatacar. Seguro que te viene a la cabeza la típica persona a la que siempre la acabas dando la razón. Eso pasa porque es hábil y te conquista por dos caminos que a ti te pueden confundir. Ten claro que elementos más pragmáticos para tener razón y otros que van directos al corazón y a las emociones. Es la esencia de la dialéctica clásica griega, pero sigue funcionando.