Nos rodeamos de gente con la que estamos de acuerdo y seguimos solo a quienes refuerzan nuestra postura ante la vida. Pero aun así, siempre nos vamos a encontrar con alguien que nos lleve la contraria.

Sin embargo, escuchar no está de moda. Aquí van unos cuantos consejos para que tu opinión sea escuchada aún con el peor de los interlocutores

5Escucha antes de hablar

En lugar de empezar con tus argumentos fuertes, estate atento a los de tu adversario para entender sus fuertes y sus debilidades. Para ganar una discusión, lo más importante es saber escuchar. Entender los argumentos de quien tienes al frente para poder construir los tuyos con mayor solidez y contundencia. «Presta atención a las razones por las cuales alguien está en desacuerdo contigo»,  solo si conoces tus argumentos y no eres capaz de empatizar, va a ser imposible que tu postura le resulte interesante a alguien. Así que imposible convencer.