SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, República Dominicana.- Tras permanecer dos semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Regional Infantil Doctor Arturo Grullón, falleció una menor que recibió cinco balazos de su expareja, un exagente policial, en la comunidad El Caimito, de La Vega.

Jadé González, de 16 años, fue intervenida quirúrgicamente varias veces, ya que las heridas que recibió de parte de su exconcubino, Aderson Herrera, de 29 años, le perforaron órganos vitales y lesionaron la columna vertebral.

Jade González.

Señala el diario almomento.net que tras herir a la menor, Herrera huyó y luego envió varios mensajes grabados en los que advierte a las autoridades policiales que no se va a entregar y que está fuertemente armado.

Familiares de la hoy occisa confirmaron que mientras ésta estuvo con el expolicial, recibía constantes agresiones verbales y físicas. No tuvieron hijos. El homicida sigue prófugo.