La vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, dijo este domingo que El Alfa tiene la gran oportunidad de demostrar la sinceridad del llamado que hizo en los pasados Premios Soberano 2019, con su música y sus letras.

“Le toca a este joven artista, querido por muchos, transformar la vulgaridad y la obscenidad en valores y principios para la juventud”, escribió Cedeño en un tuit.

La vice Presidente cree que la cultura sirve para cambiar conductas y comportamientos, por lo que, al referirse al ganador de la estatuilla “Cantante urbano del año” de Premio Soberano 2019, dijo: “No juzgo a nadie sin saber su historia. Conocí a #ElAlfa y creo que sabe que lo verdaderamente importante no está en los bolsillos ni en la vulgaridad. Espero sepa llevar ese mensaje a su público”.

En su discurso de agradecimiento el pasado martes en el Teatro Nacional, El Alfa manifestó: “Quiero decirle a todos los padres que están aquí que tenemos que volver a nuestros valores, tenemos que darle educación a nuestros hijos”.

Con su postura, Cedeño difiere de la opinión de la comunicadora Mariasela Álvarez y el exvicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Celso Marranzini, quienes cuestionaron los méritos de El Alfa para merecer el Premio Soberano como cantante urbano del año.

“Este joven fue el que insultó a Duarte en la Plaza la Bandera y luego fue multado. Y el martes fue premiado por su gran pegada luego de su encomiable hazaña, con varios éxitos que “resaltan” los valores familiares y la educación? ¿En serio? Si estoy equivocada y no es el mismo artista que canta esas bellezas, corríjanme por favor, que saben que no escucho esa clase de ‘arte’. Pero si es el mismo y esos son los éxitos por los que fue reconocido, entonces estamos premiando no sólo los anti valores, sino también, la HIPOCRESÍA, la de TODOS! Eso es una burla?Y así nos va…”, escribió Mariasela al cuestionar la estatuilla que le entregó Acroarte a El Alfa.

De su lado, Marranzini dijo que de seguir como va la premiación que cada efectúa año la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), “pronto todos los premios se repartirán a lo peor de la sociedad”.