La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), informó que para este viernes continuará incrementándose la nubosidad, principalmente durante la tarde para que sigan ocurriendo aguaceros dispersos, que localmente podrían ser de moderados a fuertes, tronadas aisladas y posibles ráfagas de viento sobre provincias de las regiones norte, noreste, noroeste, sureste, cordillera Central y la zona fronteriza por la incidencia de la vaguada, mientras que durante la noche y madrugada seguirán los aguaceros pero se concentrarán hacía varias localidades de la parte norte, noroeste, noreste y la cordillera Central del país.

Debido a las lluvias que se han generado y a las que se esperan, la Onamet mantiene los niveles de alerta meteorológica por posibles desbordamientos de ríos, arroyos y cañadas, deslizamiento de tierra e inundaciones urbanas para las provincias: Puerto Plata, María Trinidad Sánchez, Santiago, La Vega, Sánchez Ramírez, Monseñor Nouel, Hermanas Mirabal, Espaillat, Duarte y Valverde Mao.



Para este sábado indicó la entidad, la vaguada seguirá generando lluvias con característica de aguaceros que podrían ser de moderados a fuertes localmente, tormentas eléctricas y ráfagas de viento en ocasiones hacia las zonas mencionadas anteriormente.

Mientras que para el domingo, Onamet pronostica una disminución en las precipitaciones en cuanto a la intensidad y frecuencia debido a que la vaguada comenzará alejarse gradualmente del área de la República Dominicana, sin embargo, continuarán ocurriendo lluvias dispersas sobre varios puntos de las regiones norte, noreste, sureste y la cordillera Central durante la tarde y primeras horas de la tarde.



En cuanto a las temperaturas señaló que para este fin semana se tornarán agradables durante la noche y madrugada, especialmente hacia zonas de montañas por el viento fresco del nor/noreste y las lluvias que estarán registrándose.

Aunque han estado ocurriendo lluvias significativas sobre el país y las que se esperan en los próximos días, la Meteorología mantiene la exhortación a la población hacer uso racional del agua, debido a los efectos de la sequía estacional, la cual se ha acentuado en las regiones: noreste, sur, suroeste y nor/noroeste.