Pekín, China. El expresidente chino de Interpol, cuya desaparición el año pasado saltó a los titulares del mundo, fue acusado de haber “aprovechado” sus diferentes funciones para recibir sobornos “muy importantes”, anunció este viernes la fiscalía.

Meng Hongwei, de 65 años, desapareció súbitamente en septiembre de 2018 de la organización internacional con sede en la ciudad francesa de Lyon, después de hacer un viaje a China. Desde hace varios meses está detenido en su país.

Meng Hongwei/ AFP

Meng, quien era también viceministro de Seguridad Pública y director de la Oficina de la Policía Marítima, fue despedido en marzo del Partido Comunista chino (PCC) y de todas las funciones oficiales.

“Meng Hongwei aprovechó sus poderes y sus funciones (…) para favorecer los intereses de otras personas y aceptar ilegalmente bienes ajenos, por montos muy importantes”, indicó la fiscalía Popular Suprema.

“Conforme a la ley tiene que ser considerado penalmente responsable del crimen de haber aceptado sobornos”, subrayó en un comunicado publicado en su sitio de internet.

Meng Hongwei es el enésimo alto funcionario comunista que cae en un operativo contra la corrupción lanzado en 2013 por el presidente Xi Jinping tras su llegada al poder.