Muchas empresas enfrentan a diario procesos legales por despidos injustificados, algunos de ellos reales, otros causados por empleados avivatos que han roto las reglas en su trabajo y que acuden a instaurar una tutela en contra de sus empleadores por despido sin justa causa.

Estas acciones pueden convertirse en un dolor de cabeza para las compañías en caso de que no se haya realizado bien el proceso y en que no se tengan las pruebas contundentes que demuestren que, efectivamente, el despido del empleado fue justificado.

Para ello es fundamental adelantar un debido proceso disciplinario interno con el trabajador cuando existen indicios de la ocurrencia de una falta.

Señala Portafolio.co que de acuerdo con Rubén Cortés, gerente senior de nómina de BDO, las empresas deben ser muy cuidadosas a la hora de realizar un despido justificado y enumera algunas causas por la que pueden despierte:

-Que el trabajador haya engañado a la empresa presentando certificados o documentación falsos en el momento de su ingreso.

-Que este haya generado actos de violencia, injuria o indisciplina dentro de las instalaciones de la organización.

-Que fuera de la empresa, haya generado actos violentos en contra de la empresa o en contra de sus funcionarios.

-Que haya causado intencionalmente daños materiales a instalaciones, maquinaria, materia prima o herramientas de la empresa.

-Que haya sido protagonista de actos inmorales dentro de las instalaciones de la empresa.

-Que cometa una falta grave en contra de los pactos o convenciones colectivas.

-Que haya revelado secretos comerciales de carácter técnico y reservado la compañía.

-Que haya presentado un bajo rendimiento en sus actividades frente al que desempeñan sus compañeros pares.

“Aunque estas son las principales causas, en caso de existir motivaciones distintas, el empleador debe asesorarse legalmente, pero sin importar cuál haya sido la motivación del despido, de igual manera deben observar otras pautas a la hora de proceder a la desvinculación”, afirmó Cortés.

Entre las pautas que deben revisar están la privacidad y el respeto en el momento de comunicar la noticia al empleado, hacer una retroalimentación de las causas del despido, tener muy clara la documentación que este debe firmar antes de su retiro, preparar la cuenta con el último sueldo legal que se le va a pagar, y si es posible, dar algunos días al empleado para dejar su puesto.